Republicanos de EE.UU. cuestionan despido de director de FBI

Viernes, 12 May, 2017

En una audiencia ante el Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos, el director interino del Buró Federal de Investigaciones (FBI), Andrew McCabe, descartó que la investigación de supuestos vínculos entre la campaña del ahora presidente Donald Trump y el gobierno ruso sea un tema menor.

El presidente estadounidense Donald Trump advirtió el viernes al exdirector del FBI James Comey, a quien destituyó sorpresivamente el martes, que no debe hacer revelaciones a la prensa.

De acuerdo al portavoz del sitio de apuestas irlandés Paddy Power, el miércoles aumentaron las apuestas en un 60% de probabilidades, sobre la destitución de Donald Trump en menos de un año, a causa del despido "injustificado" de James Comey. Dije: "'¿es posible que me diga si estoy bajo investigación?'", señaló el presidente, evocando una de las tres conversaciones que sostuvo sobre este asunto con Comey, dos por teléfono y la otra durante una cena. Los demócratas intensificaron sus acusaciones de que el despido de Comey busca socavar la investigación del FBI y exigieron una indagación independiente.

Trump durante la entrevista aseguró que nunca intentó presionar al ex director del FBI en investigar la campaña, de hecho "quiero saber si hubo un problema en la elección que tenga que ver con Rusia".

Preguntado por el demócrata de más alto rango de la comisión, el senador Mark Warner si se comprometería a informar al comité en caso de que la Casa Blanca tratara de entrometerse en la investigación de Rusia, el director en funciones fue tajante: "Absolutamente", dijo.

El subfiscal general amenazó incluso con dimitir después de la versión de la Casa Blanca acerca de que fue él quien impulsó la salida de Comey, según dijeron funcionarios gubernamentales a medios estadounidenses. El senador Dick Durbin, demócrata por Illinois, dijo que si bien no podía estar seguro de que la petición hubiera provocado el despido, creía que el FBI "estaba acercándose a la campaña de Trump y sus colaboradores y esto fue un esfuerzo por reducir la velocidad de la investigación".

"Además -agregó Trump-, los rusos no afectaron la votación", algo que, sin embargo, ya han comprobado las agencias de inteligencia del país en diversas ocasiones.

En una misiva de despedida que circulaba entre amigos y compañeros, Comey dijo que no tenía previsto regodearse en la decisión de despedirle ni en "la forma en la que se ejecutó".