Trump habría pedido lealtad a Comey, según el New York Times

Viernes, 12 May, 2017

El reporte, publicado el miércoles, afirma que Comey dijo también que Trump está "fuera del reino de lo normal" y revela la furiosa reacción del presidente al enterarse de que Comey no lo respaldó frente a su predecesor, Barack Obama.

Sin embargo, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, había asegurado el mismo día del cese que el multimillonario había dado ese paso siguiendo el consejo del fiscal general, Jeff Sessions, y las indicaciones de un memorando elaborado por su "número dos", Rod Rosenstein.

En un adelanto del informe que se difundirá esta noche, ante el periodista Lester Holt de NBC News, Trump comentó que Comey, a quien despidió de manera sorpresiva este martes, le dijo hasta en tres ocasiones, una en persona y dos por teléfono, cuando le preguntó directamente por el tema que él no estaba bajo investigación.

El despido de Comey conmocionó a Washington, y algunos de los críticos de Trump señalaron paralelismos con los despidos de la era del Watergate y sugirieron que Comey se estaba acercando demasiado a la Casa Blanca con la investigación sobre Rusia.

El FBI investiga desde el verano pasado las injerencias rusas en la campaña presidencial y sobre una eventual coordinación entre miembros del equipo de campaña de Trump y Rusia.

Y en medio de este contexto el presidente de Estados Unidos Donald Trump, continuó hablando de la mala gestión de Comey, esta vez en término muy concretos. Y es un cargo que generalmente goza del respaldo del jefe de la Casa Blanca. Prometió que no tolerará interferencia alguna de la presidencia ni informará a ésta sobre los avances de la investigación.

"Nadie puede impedir a los hombres y mujeres del FBI que hagan lo correcto", afirmó.

Donald Trump emitió la orden de despido después de que Comey se negara a revelar de antemano a los asesores del presidente un testimonio que debía presentar ante el Senado hace una semana.

"¿Por qué ahora? ¿Por qué sucedió hoy?", cuestionó Schumer, señalando que si los errores sobre el caso de Clinton habían sido la verdadera razón, el gobierno de Trump debería haber despedido a Comey cuando tomó posesión en enero.

El presidente y el demócrata de mayor jerarquía de la comisión de inteligencia del Senado abandonaron bruscamente la audiencia del jueves para reunirse con Rosenstein, el superior de McCabe.

McCabe señaló que tuvo el "privilegio" de trabajar con Comey durante muchos años: "Tengo al director Comey en la más alta de las estimas".