Trump sobre Comey: "Lo iba a despedir sin importar las recomendaciones"

Sábado, 13 May, 2017

La carta fue dada a conocer dos días después de que el presidente, Donald Trump, anunciara el despido del director del FBI.

Las versiones de que Trump buscaba acabar con la investigación del caso Rusia se fortalecen en Washington.

La respuesta de Comey, de acuerdo con Trump, fue clara: "Usted no está bajo investigación".

"Con un presidente que parece apreciar la lealtad personal por encima de todo y un director con un compromiso absoluto con la Constitución y la realización de la investigación de cualquier prueba, la colisión estaba destinada a producirse", indicó Daniel C. Richman, consejero cercano de Comey y exfiscal federal, al The New York Times.

La destitución ocurrió luego de conocerse que Comey dio información errónea a un comité del Senado respecto a la investigación sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton cuando estaba al frente de la Secretaría de Estado (2009-2013), que, según la excandidata presidencial demócrata, le costaron la elección del pasado noviembre.

El presidente estadunidense Donald Trump aseguró que el despido de James Comey como director del FBI era inevitable y no fue resultado de las recomendaciones hechas en este sentido por el Procurador General, Jeff Sessions y el Procurador General Adjunto, Rod Rosenstein.

La Casa Blanca se negó el miércoles a revelar pruebas o hacer declaraciones.

En extractos adelantados de una entrevista con la cadena NBC, Trump comentó que Comey, a quien despidió de manera fulminante este martes, le dijo hasta en tres ocasiones, una en persona y dos por teléfono, cuando le preguntó directamente por el tema que él no estaba bajo investigación. "Lo iba a despedir con independencia de la recomendación", aseguró.

El torbellino no acabó allí. "Todo el mundo lo sabe". La Casa Blanca había apuntado además, que Comey había perdido la confianza de los agentes del buró y de la opinión pública.

"También puedo decir que el director Comey gozaba de un amplio respaldo dentro del FBI y todavía lo tiene", dijo McCabe.

"Puedo decirles con seguridad que la gran mayoría de los empleados del FBI disfrutaron de una conexión profunda y positiva con el director Comey", aseveró.

En este marco, los demócratas del Senado pusieron en marcha una estrategia para desacelerar los trabajos del Congreso, a fin de presionar para la designación de un fiscal independiente que se haga cargo de la pesquisa sobre Rusia tras el despido de Comey.

Asimismo prometió que no tolerará interferencia alguna de la presidencia ni informará a ésta sobre los avances de la investigación.