Acusa Trump malos tratos de medios a él

Sábado, 20 May, 2017

Antes de cumplir cuatro meses en la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump enfrenta varias crisis.

Los recientes informes de que Trump le pidió al exdirector del FBI James Comey que cerrara una investigación sobre el exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn agregaron urgencia a pedidos para ampliar las pesquisas.La presión sobre el presidente de EE.

La comisión envió otra carta a Comey solicitando su comparencencia ante el organismo.

Para intentar darle claridad al enredo actual retrocedo a 2016 cuando todos los servicios de inteligencia estadounidense, FBI, CIA y NSA (National Security Agency) concordaron que el gobierno ruso interfirió en la campaña presidencial, y se anunció que estaba en proceso una investigación sobre el posible vínculo entre el equipo de campaña de Trump y el gobierno ruso. "Nuestro trabajo es ser responsables, sobrios y enfocados sólo en reunir los hechos", dijo Ryan.

La petición, firmada por el presidente del comité, el republicano Jason Chaffetz, incluye "memorandos, notas, resúmenes y grabaciones" en poder del FBI a entregar antes del 24 de mayo.

Flynn fue despedido por Trump en febrero pasado, después de revelarse que mintió al vicepresidente Mike Pence sobre los alcances de una conversación que sostuvo con el embajador ruso ante la Casa Blanca, Sergei Kilsyak.

Republicanos y demócratas por igual quieren interrogar a Comey, quien aparece cada vez más como uno de los protagonistas del drama en curso.

Por el momento, Comey no ha respondido a la segunda invitación para testificar del Comité de Inteligencia del Senado.

Por otra parte, los líderes de la Comisión Judicial del Senado han pedido memorandos a Comey y a la Casa Blancas las cintas grabadas que pueda haber.

El propio Trump dijo que él tenía "un derecho absoluto" como presidente a revelar "hechos relacionados con terrorismo" y seguridad de aerolíneas con Rusia. Pero aliados estadounidenses y el Congreso expresaron preocupación y alarma.

El mandatario ruso denunció luego el clima de "esquizofrenia política" en Estados Unidos.

Estas revelaciones provocaron un escándalo en Estados Unidos.

Por su parte, el representante republicano Justin Amash, al ser cuestionado sobre si las acusaciones contra Trump justificarían un juicio político, señaló que "si las acusaciones son ciertas, sí".

Se esperaba que Trump se pronunciara sobre ambos temas durante su alocución de este miércoles, pero evitó hablar directamente del tema. Ahí, dijo que "ningún político en la historia, se los aseguro, ha recibido peor trato o más injusto".

El memo de Comey sería la evidencia más clara hasta la fecha de que el presidente ha tratado de influir en la investigación. Fue un día después de su renuncia que se celebró la mencionada reunión entre Trump y Comey. Dijo que le daba al FBI una semana para hacerlo.