Brasil: Miles de manifestantes pidieron la renuncia de Temer

Sábado, 20 May, 2017

Las acusaciones fueron el evento más reciente en un escándalo que ha tenido al país más grande de Latinoamérica bajo tensión en las últimas 24 horas e inició los rumores de que el presidente dimitiría.

"En ningún momento yo autoricé el pago de nadie", aseguró Temer rotundamente, alzando la voz y golpeando el podio con su índice. Políticos de la oposición tomaron Twitter y canales de noticias locales para exigir que Temer sea destituido, con el argumento de que su gobierno ya no tiene legitimidad. "Aun si las grabaciones no muestran algo tan terrible, no se puede dar marcha atrás", dijo Claudio Couto, un profesor de Ciencias Políticas en Fundacao Getulio Vargas, una universidad y centro de estudios con sede en Sao Paulo. "Hay demasiada gente en contra de él".

En abril salió a la luz que ocho ministros de su gabinete estaban siendo investigados en casos relacionados con sobornos o aceptación de donaciones de campaña de la compañía constructora brasileña Odebrecht, uno de los negocios principales implicados en la red de corrupción en Petrobras.

Temer adquirió un tono desafiante el jueves al asegurar que la Corte Suprema lo declararía inocente en su investigación sobre las acusaciones de que respaldó una trama para pagar sobornos a un influyente exlegislador encarcelado por corrupción.

En cuestión de 90 minutos, el índice bursátil Ibovespa, el principal de Brasil, perdió un 10 por ciento y las transacciones fueron suspendidas por 30 minutos. El real cayó 8% ante el dólar en la primera mitad del día. Ambas cámaras del Congreso suspendieron sesiones y la oficina del presidente canceló sus actividades programadas. Globo reportó también que Batista había grabado cuando Temer se pronuncia a favor de pagarle a Cunha un soborno a cambio de su silencio. En un comunicado la tarde del miércoles, la presidencia dijo que Temer "no participó ni autorizó intento alguno por impedirle a Cunha llegar a un arreglo con los funcionarios del Ministerio de Justicia".

De ser confirmadas, las denuncias podrían marcar el fin político de Temer, cuyo gobierno se ha tambaleado de crisis en crisis desde que asumió la presidencia hace poco más de un año.

Cunha fue el catalizador del juicio político que llevó a la destitución de la presidente Dilma Rousseff el año pasado y al ascenso de Temer, quien para ese entonces era vicepresidente. Cunha fue luego sentenciado a 15 años de cárcel por corrupción.

La hipótesis más próxima a concretarse es que el Tribunal Superior Electoral (TSE) determine la casación del binomio ganador en las elecciones presidenciales de 2014, integrado por Dilma Rousseff y Temer, en el juzgamiento programado para dentro de tres semanas, opinó el analista político Antonio Augusto de Queiroz.

"Asimismo, en el acuerdo de cooperación judicial de Batista, el empresario entregó una grabación realizada por él mismo durante una reunión con Temer en la que el mandatario escucha una serie de ilegalidades (compra de jueces, diputados y ministros) que Batista habría cometido, valorando alguna de ellas con los adjetivos "¡óptimo!".