Entre reclamos de justicia, despiden al periodista mexicano Javier Valdez

Sábado, 20 May, 2017

Las estadísticas ante la impunidad por el asesinato de periodistas asesinados en México es lapidaria.

Valdez, un experto en temas de narcotráfico y crimen organizado que colaboraba con varios medios y con el diario "La Jornada", fue atacado a disparos por unos desconocidos cuando se dirigía a las oficinas del semanario "Riodoce", el cual cofundó en 2003 y por el que recibió varios reconocimientos junto a su equipo de trabajo.

"La gente iba y venía", comentó a la AFP conteniendo por momentos el llanto un periodista que prefirió reservarse su nombre.

La directora de Amnistía Internacional México, Tania Reneaum, afirmó que "ser periodista en México parece más una sentencia de muerte que una profesión", mientras que la Comisión Nacional de Derechos Humanos pidió "medidas cautelares para proteger a la familia de Javier Valdez". "Los gatilleros le ganaron la carrera", añadió el diario. Un centenar de personas se reunieron anoche en la catedral de Culiacán.

¿Quién era Javier Valdez, el periodista asesinado en México?

También retomó lo que escribió recientemente: "En Culiacán, Sinaloa, es un peligro estar vivo y hacer periodismo es caminar sobre una invisible línea marcada por los malos que están en el narcotráfico y en el Gobierno (...) Uno debe cuidarse de todo y de todos".

Indicó que la manifestación de este martes se hizo para decir: "ya basta de impunidad, basta de asesinar a nuestros compañeros", aunque se mostró consciente de que estas protestas se han vuelto cotidianas y poco se puede hacer. "Queremos un compromiso real, queremos saber cuándo se va a resolver el asesinato de Javier Valdez, queremos saber quiénes son los responsables".

La importancia de defender la libertad de expresión, es porque gracias a las y los periodistas que hacen bien su trabajo, se mantienen abiertos los canales para el disenso y el cambio político; se configura como un contrapeso al ejercicio del poder, ya que la opinión pública representa el escrutinio ciudadano a la labor pública; y contribuye a la formación de la opinión pública sobre asuntos políticos y a la consolidación de una sociedad debidamente informada.

En el Ángel de la Independencia, emblemático monumento de la capital mexicana, pintaron las palabras "Nos están matando" y denunciaron que "la situación de vulnerabilidad de la prensa es insostenible".

Al caer la noche, decenas de periodistas se dieron cita ante la secretaría de Gobernación (Interior) para rendir un homenaje a Valdez y reclamar garantías de seguridad al gobierno.