Trump llamó a los países musulmanes a aliarse a EE.UU

Martes, 23 May, 2017

Trump y el rey Salman, antes de entrar en la cumbre árabe-islámico-norteamericana que se celebra en ese país.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instó el domingo a los líderes árabes a que contribuyan en los esfuerzos por "expulsar" a los extremistas islámicos de sus países, en un discurso que intentó elevar la presión sobre la región para combatir a los grupos militantes.

La página web de Expansión señaló que su elección de vestimenta durante la primera escala del presidente Trump en su viaje inaugural al extranjero llama la atención debido a que el mandatario criticó a la entonces primera dama Michelle Obama por tomar la misma decisión hace dos años.

"Los únicos que han acabado con el terrorismo son el pueblo de Siria, Irak y el Líbano (.) y el pueblo de Irán ayudó a estas naciones", subrayó el presidente iraní, que afirmó que su país combatirá el "terrorismo hasta el final". "Expúlsenlos de la Tierra Santa".

"Un futuro mejor puede alcanzarse solamente si sus naciones expulsan a los terroristas".

Estados Unidos está preparado para luchar junto a los país musulmanes en busca de "la seguridad y los intereses comunes", aseguró Trump, tendiendo la mano a los asistentes, entre los que hay representantes de países de África, Asia y Oriente Medio. La expresión es notablemente diferente del "terrorismo islámico radical" que usaba Trump habitualmente durante su campaña electoral, que provocaba recelo en el mundo musulmán.

IRÁN. Tras mandar su mensaje de unión contra el terrorismo, Trump procedió a atacar a Irán, país -de mayoría chií- al que acusó de "crear caos" y "desestabilizar" Oriente Medio con sus actividades e intervención en los conflictos regionales.

"No vamos a esperar a que nos autoricen" a realizar pruebas con misiles, advirtió Rohani a Estados Unidos, que ha impuesto dos tandas de sanciones contra individuos y entidades relacionadas con el sistema de misiles iraní.

El presidente quiso dejar claro que la guerra contra el terrorismo no es una lucha entre distintas creencias, sino "una batalla entre el bien y el mal".

Los viajes de aviones públicos y privados entre Israel y países del Golfo incluyen siempre una parada técnica en algún país de la región, generalmente en Ammán (Jordania) y de apenas unos minutos, para que el plan de vuelo sea desde ese tercer país a Arabia Saudí y no tenga origen en Israel.

La acogida de Trump en Arabia Saudí contrasta con la tormenta política que afronta en Washington, a raíz de unas revelaciones sobre los vínculos entre algunos de sus estrechos colaboradores y Rusia.

Mañana viajará a Belén para reunirse con el presidente palestino, Mahmud Abbas.

Este lunes, el mandatario estadounidense tiene previsto mantener reuniones con su homólogo israelí, Reuven Rivlin, y con el primer ministro, Benjamin Netanyahu, y además visitará varios monumentos en Jerusalén.