Difunden las primeras imágenes de Salman Abedi, el terrorista de Manchester

Jueves, 25 May, 2017

La policía avanzó ayer en su investigación sobre el atentado en Manchester. El comandante de la policía de Mánchester dijo a la prensa que "la prioridad es establecer si (el atacante) actuó solo o como parte de un grupo". El diario Daily Telegraph añadió que Abedi nació en Reino Unido de padres libios.

La medida fue tomada tras el ataque del lunes junto al estadio Manchester Arena, en el que 22 personas, muchas de ellas niños, perdieron la vida y 59 resultaron heridas.

La primera ministra británica, Theresa May, comunicó anoche al país que el Gobierno había decidido situar en "crítico" el nivel de amenaza, lo que supone que un atentado puede ser "inminente" y permite el despliegue del Ejército para reforzar la seguridad.

Amaq, la agencia de propaganda del grupo ultrarradical, afirmó por su parte que detrás del ataque hay un "equipo" de combatientes. La reina Isabel II de Inglaterra lo describió como un "acto de barbarie" y "Su Santidad, el Papa Francisco, quedó profundamente entristecido", afirmó el Vaticano.

El ataque es el más grave en suelo británico desde julio de 2005 cuando una serie de atentados suicidas dejó 52 muertos, además de cuatro kamikazes, y 700 heridos en el metro y un autobús de Londres.

"Quebrada. Desde el fondo de mi corazón, lo siento mucho. No tengo palabras", escribió en Twitter, donde tiene casi 46 millones de seguidores.

El atentado ocurrió exactamente dos meses después del que dejó 5 muertos en Londres, cerca del Parlamento, cuando un hombre embistió con su coche a una multitud y apuñaló a un policía. "Es trágico", lamentó. "Había padres que llevaban en brazos a sus hijas entre lágrimas", explicó Sebastian Díaz, un muchacho de 19 años de Newcastle, que vestía una camisa tejana y pantalón oscuro.

La policía llevó a cabo una explosión controlada a la entrada de una vivienda en ese distrito para poder acceder al domicilio, poco después de que la primera ministra británica, Theresa May, presidiera un comité de emergencias con altos mandos de la seguridad y la inteligencia del Reino Unido.

La nota amenazó con que "lo que viene va a ser más fuerte, más intenso, contra los adoradores de la cruz y sus aliados". El grupo no mencionó el nombre del atacante, como usualmente hace cuando ordena un ataque terrorista a alguno de sus militantes.