Merkel insta a aprovechar la globalización — Argentina

Viernes, 09 Jun, 2017

El acuerdo se viene negociando desde hace más de 20 años.

Con escasas definiciones económicas, la canciller alemana prometió inversiones en energías renovables y blanqueó el interés comercial de su país con Argentina. "Los dos abogamos por un mundo libre y abierto", añadió la canciller, que va por su tercer mandato consecutivo. "Todos los acuerdos de libre comercio son difíciles", agregó la canciller, quien afirmó, sin embargo, que "hay muchas posibilidad de concluir un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea".

Además, Merkel dijo que Argentina y el país europeo tienen "160 años de relaciones bilaterales" y recordó que "en tiempos de régimen nazi muchos judíos alemanes han encontrado refugio" en este país.

Macri calificó la visita "como una muestra de afecto y apoyo a este proyecto que ha empezado en la Argentina". Ambas declaraciones fueron un bálsamo para Macri, y lo devolvió al clima que suele disfrutar en las giras por el exterior, dentro de un axioma político que incomoda a Cambiemos, desde que sus funcionarios confirmaron que les va mejor en el exterior que en su propio territorio.

El comienzo de su cargada agenda fue una reunión con miembros de la Cámara de Comercio argentina-alemana en la que también participaron representantes de 10 empresas que viajaron con ella.

La diplomática expresó la "emoción" que sintió en su visita a una sinagoga de la Congregación Israelita de la República Argentina esta mañana, y al Parque de la Memoria por la tarde.

"Estamos muy impresionados por el camino por el que están transitando ustedes con su gobierno, un sendero de la apertura hacia la prosperidad económica y hacia más justicia social". "Esta es la conexión previa para que no solo inviertan grandes empresas sino pequeñas y medianas sabiendo que se reducen las trabas burocráticas, que hay transparencia en licitaciones y eso caracteriza a la Argentina".

"Que lo único en lo que estemos en desacuerdo sea el fútbol, que es algo sano", finalizó Macri.

"Esperemos llegar los dos a la final del Mundial de Rusia (2018) y que esta vez gane Argentina", dijo Macri con una sonrisa. También necesidades portuarias incluyendo las de puentes secos. Jarach, quien portaba un cartel con la leyenda "30.000", en alusión a la polémica sobre el número de desaparecidos en ese período, le dijo a la gobernante alemana que siguen buscando a los desaparecidos en la última dictadura militar.

"Queremos saber dónde están nuestros hijos robados". Ellos nos tienen que decir. "No se puede negar", sostuvo la mujer, ataviada con el clásico pañuelo blanco.

Por su parte, el corresponsal en Buenos Aires del diario alemán Task, Jürgen Vogt, coincidió en que la visita de Merkel significa un respaldo internacional para Macri, en un contexto de incertidumbre regional.

La Madre de Plaza de Mayo luego planteó: "Hay algo que quiero decirle".