"Cuba denuncia descaro de Trump al revertir deshielo rodeado de "terroristas"

Martes, 20 Jun, 2017

Especialmente en lo económico, la mayoría de los analistas aceptó la visión de que su legado en cuanto a tratar de construir y mantener una economía socialista centralmente planificada había resultado un fracaso, por lo que la única esperanza para el futuro del país era desmantelar el sistema existente y reemplazarlo con uno orientado hacia la libre empresa y el libre mercado, tal como lo habían hecho los países excomunistas de Europa del Este en la década de 1990. Lamentablemente, eso no se dio, pese a la reanudación de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

El gobierno de Cuba rechaza categóricamente las nuevas medidas contra la nación caribeña por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pues endurecen el bloqueo impuesto contra la isla hace más de 50 años, destacó el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

Dirigentes de la disidencia radical acogieron con beneplácito el endurecimiento de la política de Donald Trump hacia Cuba, pero líderes moderados consideraron este sábado que es una política condenada al "fracaso".

En una audiencia ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Tillerson señaló que la apertura de la isla a su relación con Estados Unidos ha conducido a un incremento de visitantes y vínculos empresariales estadounidenses con la isla. Pero agregó: "Creemos que hemos logrado muy poco en términos de cambiar la conducta del régimen en Cuba".

Como ya es habitual en los anuncios públicos del mandatario, tras el tono hostil y los amagos de un viraje drástico hubo una esencial continuidad con la situación existente: se mantienen las relaciones diplomáticas al nivel de embajadores, así como los vuelos comerciales directos y el arribo de cruceros; sigue abierto el flujo de remesas, no hay cambios en la política migratoria, y todavía se permiten los vínculos de negocios con el sector denominado cuentapropista.

Diversos despachos de prensa también subrayan que la Cámara de Comercio norteamericana se refirió a su compromiso de continuar en la lucha para eliminar "las políticas anticuadas" que ponen freno al desarrollo de los pueblos de esa nación y la cubana. Decimos esto porque las grandes potencias -Estados Unidos incluido- tienen una larga tradición de apoyo a regímenes dictatoriales en aras de intereses estratégicos, tales como recursos naturales, seguridad militar y ganancia financiera.

"Estoy cancelando todo el acuerdo bilateral del último gobierno (Barack Obama)". Los cambios anunciados por la Casa Blanca incluyen la prohibición de los viajes individuales para hacer contactos con el pueblo cubano, conocidos en inglés como 'people to people travel', y la posibilidad de auditoría a todos los estadounidenses que visiten Cuba para comprobar que no violan las sanciones de Estados Unidos. "Es hora de que su hermano y sucesor Raúl haga lo propio proclamando: "¡Cuba, pueblo libre de América!".