Cuba dice que las medidas de Trump afectarán también al sector privado

Martes, 20 Jun, 2017

El vicepresidente ejecutivo y jefe de Asuntos Internacionales de esa entidad, Myron Brilliant expuso tal postura en una declaración emitida a propósito del anuncio realizado este viernes por el presidente Donald Trump de cambiar la política hacia Cuba que inició su predecesor, Barack Obama. En un discurso diseñado para exhibir al anticastrismo más duro, el republicano arremetió contra La Habana con acusaciones desde faltas a los derechos humanos hasta patrocinio del terrorismo, mientras condicionó cualquier nuevo acercamiento a cambios sustanciales en el orden político y económico de la isla.

"Fuertemente restringiremos los dólares estadounidenses que vayan a los militares y a los servicios de inteligencia (...) Aplicaremos la prohibición sobre el turismo".

Las cerca de 1.000 personas que colmaban el teatro Artime ovacionaron de pie al presidente, le gritaron "te quiero” y le cantaron el cumpleaños feliz -recordando que Trump cumplió 71 años el miércoles-".

Lo acompañaron disidentes y activistas célebres como Rosa María Payá y José Antúnez García Pérez, además de políticos locales y veteranos de la fallida invasión de la Bahía de Cochinos en 1961. Pero las relaciones diplomáticas se mantienen y los cubanos conservan su derecho de viajar y enviar remesas.

Ahora, "Trump está agregando dientes a la política anterior de Obama", dijo Ramón Saúl Sánchez, líder del moderado Movimiento Democracia.

Trump ganó las elecciones en gran parte gracias al voto de los floridanos, en el que tuvo un papel crucial el apoyo de los cubanoestadounidenses.

Cuba no extraditará a Estados Unidos a ciudadanos reclamados por la Justicia de ese país, que "carece de base política y legal para reclamarlos", afirmó hoy en Viena el ministro de Relaciones Exteriores de la isla, Bruno Rodríguez. El endurecimiento de la restricción a los viajes fue criticado por el embajador de Cuba en Washington.

Trump anunció una restricción de ciertos viajes de estadounidenses a Cuba y de los negocios con el Ejército de la isla, en un intento de endurecer la política de deshielo iniciada por su antecesor.

"Cuba denuncia las nuevas medidas de endurecimiento del bloqueo, que están destinadas a fracasar", dijo un comunicado de la cancillería local, pero "reitera su voluntad de continuar el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés mutuo", añadió.

La declaración cubana opina que el presidente estadunidense ha estado otra vez "mal asesorado", al tomar decisiones que favorecen los intereses políticos de una "minoría extremista" de origen cubano residente en el estado de Florida, que por "motivaciones mezquinas no desiste de su pretensión de castigar a Cuba y a su pueblo".