La carretera de la muerte a vista de dron — Portugal

Martes, 20 Jun, 2017

La ministra de Administración Interna de Portugal, Constança Urbano de Sousa, aseguró este lunes que hasta el momento han sido identificadas 24 de las 62 víctimas mortales que, según el último reporte provisional, ha dejado el incendio ocurrido este sábado en Pedrógäo Grande.

61 muertos y medio centenar de heridos es el saldo que dejó un incendio forestal en Pedrógão Grande, Portugal.

Más de dos mil efectivos apoyados por seis aviones, 200 brigadistas y varias decenas de bomberos tratan de apagar el incendio, que ya se ha extendido a otros distritos.

Entre los heridos, cuatro se encuentran en estado grave, y se tiene constancia de la destrucción de varias viviendas cercanas.

Las llamas tocan ahora, además de la provincia de Leira, a las fronterizas de Coimbra y Castelo Branco. "Tenemos condiciones meteorológicas adversas. No permiten que los medios aéreos, especialmente los internacionales puedan actuar en nuestro operativo", ha señalado Oliveira.

La mayoría de los que murieron se encontraban en las carreteras.

A la zona han llegado forenses, policía judicial y equipos de psicólogos, que atienden a supervivientes en estado de shock y que, en muchos casos, han perdido a familiares en el suceso. Las labores de extinción se ven dificultades por la sequía, temperaturas de más de 30 grados y fuertes vientos.

"Nuestro dolor es inmenso, como nuestra solidaridad con las familias de la tragedia", declaró el domingo por la noche el presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, todavía conmocionado por el siniestro más mortífero de la historia reciente de Portugal.

Los bomberos toman un descanso mientras el fuego continúa ardiendo detrás.

A pesar de que los portugueses están acostumbrados a sufrir numerosos incendios cada verano -es el país de la Unión Europea más afectado por las llamas en este siglo-, la magnitud de esta tragedia les mantiene impactados.

"Ayer vimos el incendio, pero creímos que estaba muy lejos".

La escena el domingo en la carretera IC8 da una muestra de la extensión del desastre.

El primer ministro advirtió que la cifra de muertos podría elevarse.

Al menos 20 poblaciones fueron afectadas por el incendio, dicen las autoridades.

Los testigos describieron cielos oscurecidos como resultado de los incendios y el espeso humo.