Rusia critica a Trump por medidas contra Cuba

Martes, 20 Jun, 2017

Analistas consultados por El Espectador explican que no se trata de la reversión del histórico acercamiento promovido por Obama sino de una revisión y el endurecimiento de algunas políticas que se comenzaron a implementar en La Habana.

Los principales cambios son una prohibición para que las empresas de EE.UU. hagan negocios con compañías cubanas de propiedad o controladas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba y restricciones a los viajes de ciudadanos estadounidenses a la isla. También reafirmó el embargo estatutario hacia el país caribeño.

Al terminar sus palabras, el presidente estadounidense firmó una directiva, que según la Casa Blanca, dirigida a los Departamentos de Tesorería y Comercio para iniciar el proceso de emisión de nuevas regulaciones dentro de los próximos 30 días.

Por otro lado, el canciller aseveró que 'Cuba rechaza enérgicamente las nuevas medidas que endurecen el bloqueo, lo que denunciaremos en la próxima Asamblea General de las Naciones Unidas, y en todos los foros internacionales, por injusto, inhumano, genocida y violatorio del Derecho Internacional y de la soberanía de otros países'.

Uno de los mayores legados de Obama, fue la apertura de las relaciones diplomáticas con La Habana en 2015, tras medio siglo de ruptura.

Detrás del giro de Trump está el cumplimiento de la promesa que hizo en campaña a los viejos exiliados anticastristas de Miami para afianzar su voto cuando parecía que Florida sería determinante para la victoria electoral, aunque en su día, realmente, les prometió más de lo que ahora les da.

"El gobierno de los Estados Unidos anunció cambios que dañarán a los cubanos comunes, dañarán la imagen de EE".

Al subir al poder, Trump no dejó de promover estas políticas, incluso planteó imponer un impuesto del 20 por ciento a las importaciones desde México para pagar el muro fronterizo.

Según Zhang, hasta el momento, la administración de Trump ha desarrollado las relaciones de manera bilateral con varios países latinoamericanos sin un plan de trabajo para toda la región.

A su juicio, sin importar como ajuste su política hacia Latinoamérica, EEUU no cambiará su prioridades de asegurar la seguridad nacional y garantizar sus intereses económicos en la región.

El presidente de Estados Unidos llamó también a "elecciones libres" en Cuba y pidió la liberación de "los presos políticos" del régimen cubano.

Zhang indicó que una de las razones más importantes por las que la administración de Obama promovió la relación con Cuba fue por la solidaridad con los gobiernos de izquierda en la región.

El senador Rubio calificó, en el periódico Miami Herald, la nueva política como un intento estratégico a largo plazo para obligar a los veteranos oficiales militares y de inteligencia cubanos a aflojar su control sobre la economía de la isla, a medida que una generación más joven de líderes comunistas se prepara para hacerse cargo.

Sin embargo, el experto chino señaló que desde que asumió la presidencia, Trump ha mostrado una notable tendencia de revertir por completo los avances logrados por su predecesor, tanto en la política doméstica como en la exterior.