Rusia dice podría atacar aviones de EU y aliados en Siria

Martes, 20 Jun, 2017

El Ejército estadounidense confirmó que un F-18 Super Hornet estadounidense derribó el caza después de que éste dejara caer varias bombas cerca de posiciones de las Fuerzas Democráticas Sirias, una fuerza aliada de Estados Unidos en la lucha contra el grupo extremista Estado Islámico.

Advirtió que cualquier aeronave, avión o dron de la coalición internacional liderada por EE.UU. que sea detectado en el espacio aéreo sirio al oeste del Éufrates será seguido "en calidad de blanco aéreo" por las defensas antiaéreas.

Australia anunció hoy la suspensión temporal de las misiones de su fuerza aérea en Siria tras el derribo de un caza sirio por parte de Estados Unidos y las amenazas de Rusia a aviones de la coalición internacional.

Rusia está implicada militarmente junto al régimen sirio de Bashar al Assad, mientras que Estados Unidos apoya y arma a una alianza árabo-kurda rival y a rebeldes sirios, informó AFP.

Por su parte, el viceministro ruso de Exteriores, Sergei Ryabkov, dijo a agencias rusas de noticias que derribar el avión era equivalente a "ayudar a los terroristas contra los que combate Estados Unidos".

El portavoz Stéphane Dujarric dijo en su conferencia de prensa diaria que las dos cosas vuelven a mostrar el riesgo de posibles "fallos de cálculo" y de una "escalada" del conflicto que plantean las acciones militares internacionales en el país.

El ministerio de Defensa ruso acusó a Estados Unidos de no haber utilizado el canal de comunicación con Moscú antes de derribar al avión sirio cerca de Raqa.

"La intención hostil demostrada y las acciones de las fuerzas prorégimen hacia fuerzas de la coalición y de contra los socios en Siria que conducen operaciones legítimas del contra ISIS no serán toleradas", aseguró la coalición. El avión se ha precipitado y su piloto aún no ha sido hallado.

El Pentágono dijo en un comunicado que las fuerzas a favor del régimen sirio atacaron la localidad de Ja'Din, bajo control aliado en el sur de Tabqah, en el norte de Siria.

El ataque, realizado el domingo con el lanzamiento de los misiles desde territorio iraní, fue en 'represalia' por atentados perpetrados el 7 de junio contra el parlamento y el mausoleo del imán Jomeini en Teherán y que fueron reivindicados por el EI, anunciaron los Guardianes de la Revolución, las fuerzas de élite iraníes.

Según Fars News, Irán ha lanzado 6 misiles desde la base aérea iraní de Kermanshah, que cubrieron una distancia de 650 kilómetros hasta la ciudad siria de Deir ez Zor.