Descarta INE haya albazo. Fiscalización fija ruta al 2018

Lunes, 17 Jul, 2017

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) reanudó la revisión de los dictámenes de fiscalización de gasto de campaña de los procesos electorales realizados en Estado de México, Coahuila, Veracruz y Nayarit.

La entrega de dichas tarjetas contravino el artículo 25 de la Ley General de Partidos Políticos, que establece que los partidos políticos tienen la obligación de "aplicar el financiamiento de que dispongan exclusivamente para los fines que les hayan sido entregados", informó el INE en un comunicado.

Durante el debate, el presidente del INE, Lorenzo Córdova, aseguró que el hecho de que un partido o candidato ofrezcan un beneficio concreto, personalizado y específico, es un gasto de propaganda que se convierte en una promesa de dádiva, y consecuentemente en un gasto indebido.

En cambio, multó con 918 mil 720 pesos la entrega de 600 mil monederos por parte de la campaña del también priista Miguel Riquelme en Coahuila.

"No es lo mismo votar por 'tal partido o tal candidato'; no es lo mismo, 'me comprometo a hacer una carretera', que decir: 'si votas por mí te voy a dar un beeneficio concreto y personalizado si gano'", expuso Córdova.

El Instituto Electoral de Coahuila deberá realizar una investigación, para determinar si con la entrega de este tipo de tarjetas hubo una intención de compra o coacción del voto.

"El árbitro electoral debe pedir la rendición de cuentas en el uso de recursos", dijo.

Enrique Andrade, presidente de la Comisión de Fiscalización, explicó que con esta resolución, el Instituto da vista a varias instituciones, incluyendo a la Procuraduría General de la República (fiscalía) y la Auditoría Superior de la Federación, que se consideran competentes para corroborar lo que se está diciendo en la queja.

El 5 por ciento del tope de gasto, de 19.2 millones de pesos en Coahuila es de 962,123 pesos, de ahí que el ajuste a las cifras que aún son discutidas.

"Lo que está en juego es el futuro de las familias de Coahuila, que no soportan seis años más del PRI ni de los Moreira, y así lo acreditaron con su voto el pasado 4 de junio".

Agregó que ni los topes de campaña ni las nulidades de las elecciones corresponde determinarlos al INE, por lo que estas incongruencias en los gastos de campaña son el resultado tomado por los congresos electorales locales.