El presidente de Kenia es reelegido entre disturbios y acusaciones de fraude

Domingo, 13 Ago, 2017

El principal grupo de observación de Kenia respaldó este sábado el resultado oficial de las elecciones de esta semana, mientras la indignación de la oposición por la reelección del presidente Uhuru Kenyatta estallaba en la ciudad occidental de Kisumu y barrios periféricos de la capital, lo que causó once muertes.

Los altercados han comenzado en el mismo instante en el que la Comisión Electoral ha oficializado el triunfo del mandatario, a quien la oposición acusa de haber amañado los comicios del pasado martes.

El humo de los neumáticos quemados, el sonido de las sirenas de ambulancia y los disparos intermitentes acompañados por el olor del gas lacrimógeno instan a los manifestantes a enfrentarse a las fuerzas de seguridad kenianas. Hubo más disparos por parte de la policía en un barrio pobre de Nairobi en un intento por dispersar otra protesta opositora.

El anuncio de sus líderes puso en alerta a miles de seguidores por todo el país, que un instante después del anuncio de la victoria de Kenyatta salieron a la calle a manifestarse, especialmente en los suburbios de Kibera y Mathare (feudos de Odinga en Nairobi) y en la población de Kisumu.

El líder de la oposición, Raila Odinga, que no reconoce los resultados oficiales y se autoproclama vencedor, obtuvo un 44.74 por ciento de los sufragios.

12 de agosto de 2017, 08:48Nairobi, 12 ago (PL) El Gobierno de Kenya afirmó hoy que se registraron incidentes violentos aislados, enfrentados apropiadamente por la policía, según una evaluación de la situación postelectoral.

La erupción de la violencia ha revivido recuerdos oscuros de hace una década, cuando Odinga, de 72 años, perdió una elección en circunstancias polémicas, mismas que provocaron una ola de disturbios étnicos en los que murieron 1.200 personas.