Muguruza se consagró campeona en Cincinnati

Lunes, 21 Ago, 2017

La diferencia entre Halep y Pliskova es ahora mismo de tan sólo cinco puntos.

La campeona de Roland Garros en 2016 y Wimblendon en 2017, dio toda una exhibición de tenis perfecto para colocarse por primera vez esta temporada líder de la clasificación para llegar a las Finales de la WTA de Singapur.

En su segunda final del año, tras la ya ganada en Wimbledon, Garbiñe Muguruza sigue refrendando el buen estado de forma del que hizo gala en la capital británica, luchando por los puestos de privilegio en los torneos que ha disfrutado hasta la fecha en pista dura.

Halep no pudo disimular su frustración al ver que nada podía hacer por cambiar la historia de un partido que de haberlo ganado le hubiese colocado como la nueva número uno del mundo.

A partir de ese momento ambas tenistas mantuvieron su saque hasta que en el undécimo fue Muguruza la que consiguió la rotura después de tener cuatro pelotas para hacerlo.

No pudo ser los mejores golpes de derecha con los que había superado en los cuartos de final a la inglesa Johanna Konta, séptima cabeza de serie, y a la estadounidense Sloana Stephens, en la semifinal, estuvieron ausentes durante todo el partido. Pliskova, que defiende título de campeona del torneo, tuvo que jugar doble partido, el primero de la tercera ronda frente a la italiana Camila Giorgi, a la que ganó por 6-3, 4-6 y 6-0, y el de cuartos ante la danesa Caroline Wozniacki, sexta cabeza de serie, a la que también derrotó por 6-2 y 6-4.