Comenzó el operativo para desenterrar la avioneta — Delta del Paraná

Lunes, 21 Ago, 2017

Fueron trasladados a la morgue de San Isidro para realizar los análisis de ADN necesarios para su identificación.

Ahora se realizarán las autopsias y los análisis de ADN necesarios para su identificación.

La ANAC está recibiendo críticas por las demoras y la falta de equipos. El avión era propiedad de la empresa Aibal SA, radicada en Bragado y que se dedica a los servicios agropecuarios. La Prefectura Naval resguarda el área donde se encontró el avión, que había partido a la localidad de Las Lomitas, en la provincia de Formosa, y del que se perdió contacto a los seis minutos del despegue. Fuentes del caso detallaron que los restos fueron divisados por un viejo CESNA 182 que el mismo Irigoin había decidido sumar al operativo.

Mientras, en el aeropuerto, durante todo el día se mantuvo el hermetismo sobre el avance de la investigación del avión siniestrado en uno de los brazos del delta del río Paraná y la situación de sus tres ocupantes.

Todavía no hay información oficial del paradero de los dos tripulantes y del único pasajero a bordo. En ese mismo reporte Ronzano figura como piloto y Vega, como copiloto, ambos oriundos de Lincoln. Aún no hay indicios del destino de los tres tripulantes. Sus familias llevaban más de veinte días alentando la búsqueda a través de los medios de comunicación y las redes sociales.

"La noticia que tenemos que dar hoy es que tuvimos éxito en una búsqueda muy compleja dadas las condiciones climatológicas y geográficas: la nave estuvo debajo del agua todo este tiempo y nunca perdimos de vista que podía estar en este sitio".

Según el titular de la ANAC, la aeronave pudo ser avistada recién ahora "porque el agua del río bajó considerablemente y esto hizo que las partes empiecen a flotar". Ninguna de las autoridades confirmaron oficialmente el hallazgo de los restos humanos.

Continúa la búsqueda de los tres tripulantes.

Las tareas para remover la avioneta empezaron a la luz del día, en las primeras horas de la mañana. Ahora comienzan los operativos para desenterrar a la aeronave, de la que sólo se observa su cola.

Durante el domingo, el aeropuerto de San Fernando operó.