Irma: 41 muertos y 6 millones de personas sin luz

Domingo, 17 Set, 2017

Los daños por "Irma" a propiedades aseguradas en Florida oscilarán entre 20 mil millones y 40 mil millones de dólares, estimó la firma de evaluación de catástrofes AIR Worldwide.

El panorama es espectacular, pero no catastrófico, dijo Roberto Cuneo, un residente en Miami Beach de 41 años que decidió no irse de su casa y dio cuenta de calles inundadas con hasta 30 centímetros de agua y palmeras tumbadas por el viento.

Aunque ahora Irma es depresión tropical, los habitantes de Florida, Carolina del Sur, Georgia y el Caribe deben enfrentar los estragos del mortal ciclón.

En el condado de Polk, en Florida, los bomberos han tenido que prestar asistencia a varias personas afectadas también por la inhalación de monóxido de carbono, aunque se recuperaron de la intoxicación.

El fenómeno tocó tierra en Florida el domingo como huracán de Categoría 4, causando una destrucción de gran alcance por los cayos, la cadena de islas que va desde el extremo suroeste de la Península de Florida hasta el Golfo de México, conectada por una carretera llena de puentes por una ruta de 160 kilómetros.

Autoridades comenzaron a permitir el retorno de residentes y comerciantes locales a las islas de Cayo Largo, Tavernier e Islamorada el martes.

Un portaaviones de la Marina tenía previsto fondear en Cayo Hueso para ayudar en los esfuerzos de búsqueda y rescate.

Las autoridades dijeron que no sabían cuántas personas habían ignorado las órdenes de evacuación para quedarse en los Cayos.

El ciclón, ya debilitado, prosigue su paso rumbo al norte, cerca de Tallahassee, la capital del estado, y con dirección al estado de Georgia, en donde, al igual que en Carolina del Sur y Alabama, ya se empiezan sus primeros efectos en forma de vientos y lluvias.

Millones de residentes de Florida continuaban, este martes, sin energía eléctrica, cuando los remanentes del huracán Irma se dirigían hacia el noroeste del territorio estadounidense.

A su vez, la tormenta provocó inundaciones récord en Jacksonville y alrededores, causando daños aún por calcular y provocando decenas de rescates.

Varios aeropuertos importantes en Florida que habían detenido el transporte de pasajeros por Irma reanudaron servicios limitados, incluido el terminal internacional de Miami, uno de los más ajetreados de Estados Unidos. Los Cayos, sin embargo, no parecían haber salido tan bien librados.

Otras doce personas murieron en los condados de Broward, Liberty, Duval, Pinellas, Pasco y Marion, (oeste, centro y sureste), en un estado donde todavía 110,000 personas permanecen acogidas en refugios, según datos de la Gobernación.

Solo en Florida, Irma dejó seis víctimas.