El Hubble descubrió un objeto único en nuestro sistema solar

Viernes, 22 Set, 2017

Estos dos 'asteroides' orbitan uno alrededor otro a una distancia de 100 kilómetros, gracias a que ambos actúan de la misma manera, se logró medir su masa.

Las imágenes registradas revelan que no solo es un objeto, sino dos asteroides con casi la misma masa y tamaño, según las características que posee se asemejan como de cometa, con una cola larga y el coma, el hallazgo ha dejado perplejos a los expertos.

En septiembre de 2016, justo en el mayor acercamiento del asteroide 288P al Sol, los astrónomos pudieron detallarlo con el Hubble. La investigación se presenta en un artículo publicado en la revista Nature esta semana.

¿Qué es un asteroide binario?

Pero que los asteroides pueden también orbitar entre sí y recorrer de esta forma el Universo es un descubrimiento inédito; más aún, cuando se descubre un sistema tal precisamente en nuestro vecindario cósmico, el Sistema Solar.

Se detectaron indicaciones fuertes para la sublimación del hielo de agua debido al calentamiento solar aumentado -similar a cómo se crea la cola de un cometa.

Esa actividad también revela aspectos de su pasado, según Agarwal: "El hielo en la superficie no puede sobrevivir en el cinturón de asteroides durante toda la edad del Sistema Solar, pero puede quedar protegido miles de millones de años por un manto de polvo refractario de varios metros de espesor".

Comprender el origen y la evolución de los cometas del cinturón principal -cometas que orbitan entre los numerosos asteroides entre Marte y Júpiter- es un elemento crucial en nuestra comprensión de la formación y evolución de todo el Sistema Solar. Las observaciones más recientes del Hubble revelaron actividad en curso en el sistema binario.

El equipo estima que 2006 VW139 / 288P ha existido como un sistema binario solamente por cerca de 5.000 años. "Necesitamos más trabajo teórico y observacional, así como más objetos similares al 288P, para encontrar una respuesta a esta pregunta", concluye Agarwal. Dado que sólo se conocen unos pocos objetos de este tipo, 288P se presenta como un sistema extremadamente importante para futuros estudios.