Artritis reumatoide inicia regularmente en articulaciones pequeñas

Viernes, 13 Oct, 2017

Es una de las 100 enfermedades musculoesqueléticas que existen, y a nivel mundial una de cada 10 personas la padece, según la Organización Mundial de la Salud.

Los daños en las articulaciones asociados con la enfermedad avanzan de manera constante durante los primeros 20 años, esto representa más de 35 por ciento de discapacidad establecida en este padecimiento. Después de 12 años de evolución, el 80% de las personas que la padece tiene discapacidad parcial y el 16% discapacidad total.

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad inflamatoria sistémica crónica que se caracteriza principalmente por la inflamación del revestimiento o membrana sinovial de las articulaciones.

El sistema inmunológico es la defensa del cuerpo contra bacterias, virus y otras células o sustancias extrañas.

Rigidez, dolor y movimientos limitados es a lo que se enfrentan los pacientes con artritis reumatoide, quienes no pueden valerse por sí mismos. En esta enfermedad, las células del sistema inmunológico invaden los tejidos de las articulaciones y provocan inflamación. Representa una terapia biológica de vanguardia, cuya administración es mensual, a diferencia de otros tratamientos que son de uso más frecuente.

Los pacientes con artritis reumatoide ya diagnosticada, no sólo sufren consecuencias físicas, podrían también verse afectados psicológicamente (depresión, desequilibrio emocional, entre otros), reducción en sus ingresos personales y familiares por su incapacidad laboral como en cualquier otra enfermedad.

Se trata de un modelo de atención integral en salud que promueve la adherencia al tratamiento crónico, acompañando al paciente y su familia en el proceso, promoviendo la educación en salud que contribuya a mejorar sus habilidades funcionales y su calidad de vida.

Incluso los especialistas señalan que esto puede ser un factor más determinante que la misma herencia: "muchos pacientes nos preguntan en el consultorio si la artritis reumatoide es una enfermedad hereditaria que vayan a padecer inexorablemente sus hijos". Dentro de los costos directos, se encuentran: tratamientos, hospitalización, citas médicas, intervenciones terapéuticas, equipos médicos, fisioterapia, personal médico, entre otros.