Trump se imagina un NAFTA con Canadá y sin México

Sábado, 14 Oct, 2017

Lighthizer, Guajardo y Freeland tienen previsto celebrar una rueda de prensa trilateral el martes 17 de octubre en un hotel en el estado de Virginia.

Mientras se lleva al cabo la cuarta ronda de las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio para América del Norte en Washington, en México deberíamos tener el Plan B listo para ser emprendido en caso de una ruptura del TLC, y más por las recientes amenazas de Donald Trump de sacar a Estados Unidos del tratado y mejor entablar acuerdos comerciales bilaterales con Canadá y México.

Esta nueva ronda comenzó un día después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, reiterara en una entrevista la posibilidad de abandonar el tratado con México y Ottawa.

Pasados los días, Trump continuó hablando como si no se hubiera enterado de la afirmación de Peña Nieto, "se hizo el sueco" y espero, como zorro que es en materia de negocios, el momento oportuno para presionar y en efecto la cuarta ronda lo es, y lo está aprovechando con sus acostumbradas fintas.

Dijo el agente aduanal que en caso de que México se retire de las negociaciones, lo que pasaría es que ese 20 por ciento se vería reflejado pero en varios meses, y añadió que con el tiempo, la falta de los productos mexicanos y la falta de productividad en Estados Unidos por no tener suficiente mano de obra laborando allá, pudiera afectarlo y tendría que regresar a las negociaciones con México.

Reiteró que nuestro país no pagará por el muro fronterizo.

Lo anterior implica que en el marco del GATT ningún país puede llegar a un acuerdo de rebaja arancelaria o no arancelaria, sin ser extensible el resto de los países firmantes de la ronda de negociación.

"Los Estados Unidos, Canadá y México han acordado obligaciones que proporcionan una mayor equidad procesal en la aplicación de la ley de la competencia para que las partes tengan una oportunidad razonable de defender sus intereses y asegurar ciertos derechos y transparencia bajo las leyes de competencia de cada nación", dijo Lighthizer, en un comunicado.

Trump ha llamado al NAFTA el peor acuerdo comercial firmado jamás por Estados Unidos, por el daño que según el presidente, ha provocado a la economía y la industria estadounidense.

Hoy, quienes sean afectados por el cambio en el TLC tendrán que apelar al ingenio comercial para adaptarse y sobrevivir al mercado, y si consideramos seguir con una relación bilateral, es necesario poner sobre la mesa propuestas positivas para el desarrollo económico, comercial, social, educativo y laboral mexicano, propuestas que beneficien, exclusivamente, la peculiar relación entre México y Estados Unidos, total, ponerse de acuerdo entre dos, es más fácil que entre tres, recordemos "Entre menos burros más olotes". Y me refiero a México y Estados Unidos.