Florencia Kirchner presentó un escrito ante el juez — Hotesur

Miércoles, 15 Nov, 2017

El corte de luz en el suministro que provee Edenor sucedió cerca de las 8:30 de la mañana y se extendió durante 10 minutos hasta que volvió la luz.

Florencia Kirchner llegó a las 9.15 a los tribunales de Comodoro Py, en el barrio porteño de Retiro, donde fue citada por el juez federal Julián Ercolini para prestar declaración indagatoria en el llamado caso Hotesur y posteriormente se retiró de la sede judicial.

En uno de los párrafos del texto presentado al juez, Florencia escribió: "Hace ya casi dos años, en nuestro país se ha desatado una feroz campaña de persecución política, mediática y judicial". Para los investigadores judiciales, los sobornos se habrían pagado a través de la simulación de alquileres de habitaciones del hotel Alto Calafate, administrado por la firma Hotesur, de la familia Kirchner.

Al disponer las indagatorias de una veintena de imputados, el magistrado dijo que los acusados "habrían intervenido en las diferentes etapas de las maniobras que fueron diseñadas y pergeñadas, principalmente por Néstor Kirchner, Cristina Fernández y Lázaro Báez para lograr otorgarle apariencia lícita al dinero que había sido irregularmente asignado a empresas de propiedad de este último".

Los primeros accionistas de la compañía fueron el ex presidente Néstor Kirchner y Máximo.

El lunes fue el turno de Máximo. En este contexto se intenta presentar a la familia Kirchner como si fuera una asociación ilícita o, en términos aún más peyorativos, como una banda criminal. Entregó un escrito en el que defendió a su hija. "Es más, en la mayoría de las operaciones a las que se hace referencia tampoco pude haber intervenido, pues al momento en que se llevaron a cabo ni siquiera había alcanzado la mayoría de edad", argumentó.

Se pretende fundar un juicio de responsabilidad penal en mi contra en base a hechos en los que no participé ni tampoco pude haber intervenido.