París reclama a Argentina por retención de tripulantes de Air France

Miércoles, 15 Nov, 2017

Los tripulantes fueron detenidos en el marco de una denuncia de abuso sexual. Un sindicato francés describió esas condiciones como "espantosas".

El magistrado entiende en la causa que se abrió luego de que una pasajera del vuelo AF 228 de Air France denunciara que otro pasajero se había masturbado al lado suyo y que el comisario de abordo la instó a volver a ese asiento al momento del aterrizaje ya que, de otra manera, "pondría en riesgo la seguridad del vuelo".

Según los medios franceses, el incidente sucedió cuando una mujer, presuntamente hija de un antiguo viceministro de Justicia argentino, presentó una denuncia por el trato recibido por parte de la tripulación. Al aterrizar, también acusó a la tripulación de coacción.

Según el sindicato, la pasajera había pedido ser ascendida a clase ejecutiva, lo que le fue negado por falta de espacio. De acuerdo con un sindicato de Air France, los interrogatorios tuvieron lugar en circunstancias que violan los derechos humanos, e incluso el jefe de cabina fue encerrado en una estancia de un metro cuadrado, en la cual pasó varias horas sin poder sentarse, beber agua o comer. En una carta enviada a la embajada de Argentina en Francia, el sindicato narró estos "hechos graves" y pidió que se abra una investigación.

En el mismo marco, el Ministerio de Exteriores de Francia señaló que la tripulación fue retenida por la policía argentina durante siete horas a su llegada a Buenos Aires el día 30 de octubre, y que al día siguiente los tripulantes pasaron once horas ante la Justicia argentina.

La PSA puso en conocimiento de la denuncia al personal de la aerolínea francesa y dio intervención al juzgado federal de Lomas de Zamora, que resolvió citar de inmediato a la tripulación para que prestase declaración el mismo día y ordenó la detención del pasajero francés acusado de supuesto abuso, que fue alojado en dependencias de la Unidad 28 del Servicio Penitenciario Federal.

Del mismo modo, se dejó sentado que el juez Villena -que actuó en el caso-decidió tomar las declaraciones en el mismo día para evitar una demora en el retorno de la tripulación a Francia, y sólo mantuvo separado al comandante de a bordo, a quién la pasajera había señalado como autor de la coacción, el que finalmente prestó declaración testimonial y no como imputado.

"No se emitió ningún cargo en su contra y pudieron regresar a Francia después de que Air France tuviera que cancelar su vuelo Buenos Aires-París del 1 de noviembre", dice el comunicado.

Ocurrieron en vuelos de American Airlines, Latam y Air France.

Una parte de la tripulación fue detenida durante 6 horas y sometida a interrogatorios. El juez del caso, Federico Villena, explicó que "el protocolo indica que a la víctima hay que asistirla, cambiarla inmediatamente de asiento ante la más mínima sospecha de acoso".

Asimismo, afirmaron que tanto el comisario como el resto de la tripulación estuvo acompañada por los abogados de la aerolínea Air France.

Solicitada por la AFP, la dirección de la Air France dijo estar "particularmente conmocionada" y haber "pedido a las autoridades competentes que esclarezcan el asunto".