Standard & Poor's declara a Venezuela en "default selectivo" por impago de intereses

Miércoles, 15 Nov, 2017

La calificadora Standard & Poor's rebajó a default la deuda soberana de Venezuela tras cumplirse los 30 días de gracia establecidos.

"Hemos bajado dos calificaciones a 'D' (default), y bajamos la calificación de la deuda soberana en moneda extranjera a largo plazo a 'SD' (default parcial)", indicó S&P en un comunicado.

Los expertos han señalado que lo más grave de todo, es que esta situación se da en momentos en que el gobierno venezolano busca refinanciar la deuda externa de unos 150.000 millones de dólares.

Destacó que el presidente de Venezuela aprobó incrementos salariales de la policía municipal y estatal.

Venezuela y su petrolera PDVSA entraron en default parcial por retrasos en el pago de bonos por cientos de millones de dólares, según las agencias Standard & Poors y Fitch, lo que amenaza con desencadenar el incumplimiento de su abultada deuda externa.

El Aissami declaró a la televisión oficial que Venezuela está "blindada", pero acusó al gobierno de Donald Trump de "cerrar vías" al país con las sanciones financieras impuestas en agosto.

Rodríguez informó además que "la semana pasada, por concepto de intereses de deuda de Petróleos de Venezuela, cancelamos más de 2 mil millones de dólares". La evaluación de ISDA seguirá este martes y si es negativa accionaría el pago de los seguros CDS (Credit Default Swaps).

Maduro anunció avances en negociaciones con sus aliados China -al que adeuda unos 28.000 millones- y Rusia, que firmará posiblemente el miércoles un acuerdo que reestructura 3.000 millones de los 8.000 millones que le debe Venezuela.

El portavoz de la cancillería china, Geng Shuang, dijo que "la cooperación chino-venezolana en materia de financiamiento se desarrolla normalmente".

"Dadas las actuales sanciones contra PDVSA y sus problemas de liquidez, dudamos de la capacidad de la compañía para pagar el resto de su deuda" en los plazos previstos, precisó la agencia.

En el documento aprobado por la ANC, se reafirmó que "Venezuela goza de prestigio, solvencia financiera y disposición para cumplir con sus compromisos crediticios internacionales".