Consume drogas 9.2% de michoacanos: encuesta

Miércoles, 06 Dic, 2017

La Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (Encodat) 2016-2017 ubicó a Quintana Roo como uno de los estados con una prevalencia de 14.9% sobre el consumo de drogas ilegales.

Esta situación ha propiciado que Boneta Hurtado enfoque acciones en materia preventiva respecto a la demanda y no a la oferta, ya que para el comisionado las fuerzas armadas son las responsables de atender el tema en materia de seguridad, pero aseguró mantener una coordinación para la profesionalización, la capacitación de elementos y que estos tengan información adecuada tanto sobre los efectos de la propia adición como que hay de tras de la enfermedad y el consumo de sustancias ilícitas.

Asimismo, la ENCODAT informó que en la población de 12 a 65 años, el consumo de mariguana -al menos una vez- se duplicó a nivel nacional, al pasar 4.2% en 2008 a 8.6% en 2016.

En el caso contrario, se encuentran las entidades federativas de: Tlaxcala, Puebla, Estado de México y Chiapas, donde el consumo anual promedio por habitante se mantiene por debajo de los 3 mil litros.

Por su parte, Aguirre Crespo indicó que el consumo de drogas en la entidad representa un desafío para la administración pública, que por medio del fortalecimiento con la asociación civil se ha reforzado la red de atención, sin embargo, carece hasta el momento de un modelo de ejecución para combatir la demanda e incidir entre los adictos, a pesar de que ya se tiene identificado a los jóvenes con mayor grado de vulnerabilidad sobre el consumo de sustancias ilícitas.

Entre las drogas ilegales más consumidas en México, según la encuesta, están la marihuana (cuyo consumo en todo el país pasó de 6% en 2011 a un 8,6% en 2016), seguido de la cocaína (que pasó de un 3,3% a un 3,5% en 2016) y los alucinógenos, cuyo consumo permaneció constante entre 2011 y 2016 en un 0,7%.

El incremento también es importante en los menores de edad, pues en la población entre 12 y 17 años pasó de 1.6 a 7.1 por ciento; al igual que en el rango de entre 18 y 34 años, donde varió de 4.8 a 18.4 por ciento.

Igualmente es la droga más utilizada por menores de 12 a 17 años (1.6 por ciento en 2008 y 5.8 por ciento en 2016), y por adultos de entre 18 y 34 años (3.5 y 15.5 por ciento, respectivamente).