Gobierno y médicos reanudarán diálogo en Santa Cruz

Miércoles, 06 Dic, 2017

La ministra de Salud, Ariana Campero, reiteró esta noche al Colegio Médico de Bolivia que levanten sus medidas de presión.

El dirigente advirtió que los médicos radicalizarán su paro con el apoyo de los galenos de consultorios y clínicas privadas y la seguridad social, si el diálogo no concluye con un acuerdo beneficioso para las dos partes.

"Han sido más de 7 horas que no llegamos a un acuerdo firmado". "Vamos a pedir la elaboración de este decreto de fojas cero", sustentó. No obstante, dijo que ese planteamiento continuará y que no se cerrará ninguna posibilidad de diálogo.

"Si es necesario, nosotros incluso les hemos pedido que nos pasen un nuevo decreto (.) Ojalá asistan a esta segunda convocatoria en Santa Cruz", puntualizó Campero.

"Es innecesario crear una nueva autoridad que fiscalice porque esto estaría chocando las competencias", agregó.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzales, informó hoy que nuevamente se convocó al sector para que presenten sus observaciones sobre el proyecto del Código de Sistema Penal.

La ministra espera que los médicos puedan reunirse internamente para tomar una decisión respecto a esta propuesta de elaborar un nuevo decreto supremo, que sea construido entre ambos sectores para el funcionamiento de esta Autoridad.

El rechazo a las mencionadas normativas surge por la supuesta incorporación de sanciones de privación de libertad por más de seis años ante un caso de mala práctica profesional, además de la inhabilitación al ejercicio profesional por 10 años, así como el resarcimiento de daños y embargo de bienes. "La población no tiene que pagar los platos rotos", manifestó.

Desde que iniciaron con sus medidas, las salas de emergencias de diferentes centros de salud colapsaron, debido a la cantidad de pacientes que no logran ser atendidos por la vía regular.

En Santa Cruz, el proceso de diálogo se instaló desde las 16:00 en predios del Sindicato de Trabajadores Petroleros y la única temática en mesa fue la vigencia de la Autoridad de Fiscalización que estaba siendo rechazada por los galenos.