Recibe Sedena recomendación por cateo ilegal

Miércoles, 06 Dic, 2017

En la recomendación 54/2017, publicada este martes y dirigida al Secretario de la Defensa Nacional, General Salvador Cienfuegos Zepeda, se detalla que hubo un "cateo ilegal en agravio de cuatro personas; la detención arbitraria, desaparición forzada, tortura y violencia sexual de tres de ellas y la ejecución arbitraria de dos, ocurridas en Tepatitlán de Morelos, Jalisco, y atribuibles a efectivos adscritos al Tercer Batallón de la Brigada de Fusileros Paracaidistas". Dos horas después, se llevaron a tres de las víctimas y dejaron libre a la cuarta, además de asegurar un vehículo.

Al investigar el paradero de sus familiares, Agencias del Ministerio Público local y federal no le proporcionaron información.

El hombre que presentó la queja ante la CNDH añadió que los militares negaron haber hecho detenciones ese día, por lo que presentó una denuncia de hechos ante el Ministerio Público en Tepatitlán de Morelos. Por lo que denunció el caso ante las autoridades competentes y ante la CNDH.

Dos días después, personal de la Fiscalía General de esa entidad le informó que en un rancho ubicado sobre la carretera Tepatitlán-Tototlán habían sido localizados los cuerpos de los detenidos, mientras que el tercero había sido tras-ladado al Hospital Regional por las lesiones que presentaba.

En las investigaciones de la Comisión se logró acreditar que los militares ingresaron ilegalmente al domicilio del quejoso sin orden de cateo, donde torturaron y violentaron sexualmente a las víctimas; también se comprobó que se realizaron las detenciones sin orden judicial y por la presunción de un delito del que no se acreditó flagrancia o urgencia. Además, al interior del mismo, las personas fueron víctimas de tortura y violencia sexual. Tampoco los presentaron ante la autoridad competente ni elaboraron el informe correspondiente, como lo establece la ley.

Según la declaración de la víctima sobreviviente, militares intentaron asesinarla en varias ocasiones quebrándole el cuello con una técnica conocida como "llave china", ya que así vio que mataron a las otras dos personas. La CNDH constató que los elementos del Ejército privaron arbitrariamente de la vida a las otras dos personas.

La Comisión Nacional solicitó al Secretario de la Defensa Nacional "reparar integralmente el daño ocasionado a las víctimas y a sus familiares, proporcionándoles atención médica, psicológica y tanatológica".

"La CNDH reitera que cualquier persona que cometa conductas delictivas debe ser sujeta a proceso, para que sus actos sean sancionados dentro del marco de derecho y respetando en todo momento los derechos humanos consagrados en las normatividades nacional e internacional".

También pidió que se imparta un curso de capacitación a personal castrense para prevenir y proscribir la desaparición forzada, tortura, tratos crueles, detenciones arbitrarias y cateos ilegales, así como elaborar o, en su caso, actualizar el protocolo para que se empleen cámaras fotográficas, de videograbación y grabación de audio en todos los operativos militares.