Samuel Moncada es designado como embajador de Venezuela ante la ONU

Miércoles, 06 Dic, 2017

El embajador de Venezuela en la ONU, Rafael Ramírez, blanco de acusaciones de corrupción en la petrolera estatal PDVSA, renunció a su cargo por pedido del presidente Nicolás Maduro, según una carta dirigida al canciller Jorge Arreaza y que difundió en su cuenta de Twitter. La decisión se hizo oficial ayer, lunes, por petición del presidente Nicolás Maduro.

"Para mí, en lo personal, esta decisión es muy difícil, pues significa cesar en mis funciones como servidor del Estado venezolano, especialmente cuando atravesamos una situación de crisis político-económica donde el frente internacional ha adquirido una relevancia extraordinaria".

Por otra parte, el ministro sostuvo una reunión de más de seis horas con Alí Rodríguez Araque, quien se incorporó como presidente honorífico de la junta directiva de Pdvsa, a fin de revisar estos temas, y además activar y fortalecer la producción y la participación de los trabajadores, como parte del proceso de reestructuración y transformación socialista de la estatal petrolera.

Ramírez defiende en el texto su gestión como representante diplomático, cargo que ocupaba desde 2015. También su largo desempeño como ministro de Petróleo y Minería (2002-2014) y presidente de Pdvsa (2004-2014).

Reafirmó que dentro del Gobierno es necesaria una "profunda revisión" y que se debe "retomar el sendero exitoso trazado por Chávez, en beneficio del pueblo y de la patria". "Esperaba que fueran bien recibidas", lamentó. "No quisiera imaginar que ahora arreciarán los ataques y vilipendios por expresar mis opiniones y fijar una posición de alertar en defensa de la revolución y el país", refirió Ramírez en su carta en la que aseguró que no permitirá que lo ofendan y advirtió que al agredirlo "afectan la unidad de las fuerzas revolucionarias y el legado del comandante Chávez".

Los rumores de una destitución de Ramírez comenzaron la semana pasada.