Para Marcos Peña, la persecución a Cristina "es estrictamente judicial"

Viernes, 08 Dic, 2017

"La gente conoce al presidente y sabe que no vino" a interferir en la Justicia, sino a "trabajar para solucionar problemas, ayudar a que crezca el país y fortalecer nuestro marco institucional", afirmó este jueves el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña.

Si bien la reunión coincide con las detenciones dispuestas por Bonadio, según indicaron altas fuentes oficiales había sido planificada "la semana pasada" y no obedece al pedido de desafuero de Cristina.

También le hizo un guiño al peronismo y al kirchnerismo cuando dijo que la causa por encubrimiento a Irán por el atentado a la AMIA "requiere una investigación muy bien hecha por el tipo de denuncia y también un debido proceso de defensa para los acusados y esperamos que se pueda desarrollar en la normalidad".

"Está garantizado el estado de derecho, las libertades y tenemos que acostumbrarnos a vivir en un contexto donde somos todos iguales ante la ley", remarcó Peña en declaraciones a la prensa en Buenos Aires.

"Estas medidas degradan aún mas a la justicia argentina y señalan al gobierno y al presidente Mauricio Macri como el máximo y verdadero responsable de una organización política y judicial para perseguir a la oposición", apostilló Fernández en una rueda de prensa en la que negó todos los cargos y consideró que no tienen "asidero ni jurídico ni institucional".

El funcionario enfatizó que "es el Poder Judicial el que tiene la responsabilidad de dar las explicaciones" y dijo que "la república se basa en independencia de poderes y poderes independientes".

"Macri dirige la orquesta y (Claudio) Bondio orquesta la partitura judicial", disparó este miércoles la senadora nacional.

Peña dejó en claro que "no es facultad del presidente incluir el tratamiento" del pedido de desafuero en las sesiones extraordinarias del Congreso, que se deberá abocar a analizar los proyectos de reforma tributaria y laboral propuestos por el Gobierno. Asimismo, Peña desestimó la posibilidad de que la decisión de Bonadio pueda perjudicar la relación del Gobierno con los gobernadores peronistas: "El normal funcionamiento de las instituciones nunca puede violar ningún acuerdo o búsqueda de trabajar en los consensos básicos".