Artistas francesas firman manifiesto contra el "puritanismo sexual" de campañas antiacoso

Miércoles, 10 Ene, 2018

Más de 100 mujeres, entre ellas la actriz francesa Catherine Deneuve, la escritora Catherine Millet y la artista alemana Ingrid Caven, firmaron el martes una carta en Le Monde para "defender" la "libertad de importunar" de los hombres y oponerse a la "campaña de delaciones" surgida tras el escándalo Harvey Weinstein (productor acusado de cientos de acosos y violaciones).

Y van más allá, al decir que ese movimiento es una "justicia sumaria" que "ya tiene sus víctimas, los hombres castigados en el ejercicio de su profesión, obligado a renunciar, etc., mientras que sólo se culpa de que se golpeó una rodilla, tratado de robar una besarse, hablar sobre cosas 'íntimas' en una cena de negocios, o enviar mensajes sexualmente explícitos a una mujer que no se sintió atraída por el otro".

"La violación es un crimen. Pero cortejar de forma insistente o torpe no es un delito, ni la galantería una agresión machista", escriben en el diario Le Monde un centenar de intérpretes, escritoras, investigadoras y periodistas. "Eso era necesario. Pero esta liberación de la palabra se transforma en lo contrario: se nos ordena hablar como es debido y callarnos lo que moleste, y quienes se niegan a plegarse ante esas órdenes son vistas como traidoras y cómplices", defienden las firmantes, que lamentan que se haya convertido a las mujeres en "pobres indefensas bajo el control de demonios falócratas". "De la misma manera, nosotras defendemos una libertad de importunar, indispensable para la libertad sexual", argumentan las cien firmantes.

"Como mujeres no nos reconocemos en este feminismo que más allá de la denuncia del abuso de poder toma el rostro de odio a los hombres y a la sexualidad", aseveran en la parte más polémica de la declaración.

Artistas francesas firman manifiesto contra el
Artistas francesas firman manifiesto contra el "puritanismo sexual" de campañas antiacoso

En el manifiesto se enfatiza que las denuncias en las redes sociales se asimilan a "una campaña de delaciones y acusaciones públicas hacia individuos a los que no se deja la posibilidad de responder o de defenderse".

La actriz Catherine Deneuve y un grupo de mujeres intelectuales de Francia firmaron un texto común en el que salieron a contrastar con la movida #MeToo impuesta en Hollywood contra los abusos y el acoso sexual en la industria.

Para este colectivo de mujeres, "esta fiebre de enviar a los 'cerdos' al matadero (en referencia al hashtag francés #balancetonporc ("Delata a tu cerdo"), equivalente del inglés #MeToo, NDLR), lejos de ayudar a las mujeres a ser autónomas, sirve en realidad a los intereses de los enemigos de la libertad sexual, a los extremistas religiosos, a los peores reaccionarios y a quienes estiman (...) que las mujeres son seres aparte, niños con una cara adulta, que reclaman ser protegidas". "Siempre le han gustado las chicas jóvenes".

Francia es hogar de famosas feministas y de su propio movimiento "A mí también (Me too)", y la carta firmada por Deneuve suscitó muchas críticas.