El Banco Central lanza una letra en pesos destinada a los bancos

Пятница, 12 Янв, 2018

Para evitar que el dólar se dispare, el Banco Central redujo ayer la tasa de referencia sólo 75 puntos básicos a 28% y advirtió que será "cauteloso en la adecuación de la política monetaria al nuevo sendero de desinflación".

De acuerdo con lo que consigna el diario La Nación, la decisión de este recorte se da en 75 puntos básicos mientras que el mercado esperaba al menos unos 200 puntos.

Se dio a conocer, además, una secuencia de transferencias del BCRA al Tesoro que para 2019 reduce en términos nominales dicha asistencia a la mitad de la ya establecida para 2018; y que para los años subsiguientes está definida por una regla automática no vinculada a la tasa de inflación sino al crecimiento real de la demanda de dinero.

Si bien se espera que en enero los índices cedan (la inflación en el Gran Buenos Aires podría rondar 1,5% según cálculos de las consultoras), los problemas volverán a presentarse en febrero, cuando impacte de lleno la suba del transporte, contribuyendo a que el índice tenga un "piso" de 2% y no extrañaría que llegue a 2,5%, siempre según estimaciones privadas.

La decisión que será anunciada hoy tendrá incidencia directa en la tasa de corto plazo de Lebac (hoy en 27%), en el precio de referencia del dólar, que viene escalando desde hace un mes, y en las metas inflacionarias previstas para el resto del año.

El temor del gobierno es que un porcentaje importante los pesos que se deben renovar con las Lebac, ante una baja de las tasas, se orienten a la compra de dólares presionando así a la divisa a continuar con su tendencia alcista.

De este modo, el 2017 habría finalizado con una inflación de entre 23,5% y 25%, similar a la de 2014.

Para el analista económico Juan Vasquetto el temor a una disparada del dólar y la inflación fueron las causas de que la baja de la tasa fue de solo 0,75 %.

Ese día, los inversores esperan señales sobre si la autoridad monetaria mantiene su capacidad de reacción vía tasas frente a una expectativa de inflación del mercado por arriba de la nueva meta oficial del 15% prevista para este año.

Para los especialistas, se trata de un recorte marginal de la tasa del centro de corredor de pases a 7 días, que cae al 28% desde el 28,75%, que no causaría mayor impacto en el tipo de cambio.

"Naturalmente, si se busca una menor velocidad de desinflación que la planeada originalmente, corresponde un sendero de política monetaria menos contractivo que el que antes se preveía", dijo el Banco Central en un comunicado.

Por otro lado, Marcó del Pont aseguró que, durante la gestión de Federico Sturzenegger, el BCRA "ha perdido capacidad soberana" para "definir tipo de cambio y tasa de interés".

"Pero esa moderación en el sesgo contractivo sólo podrá sostenerse en el tiempo en la medida en que la evolución de la desinflación sea compatible con la trayectoria buscada", cerró.