ICE lleva a cabo redada masiva en cadena de tiendas

Viernes, 12 Ene, 2018

De acuerdo a Associated Press, los agentes de inmigración se enfocaron en unas 100 tiendas de la compañía en todo el país, como parte de una investigación que comenzó hace cuatro años sobre las prácticas de contratación de empleados de un establecimiento 7-Eleven de Long Island, en Nueva York.

Las acciones emprendidas por la autoridad de inmigración y aduanas de Estados Unidos (ICE) ocurren en un momento político clave para la comunidad hispana de ese país, luego de que el mandatario canceló el Estatus de Protección Migratoria Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), dejando sin protección a 200 mil salvadoreños, según trascendidos de prensa, que advierten sobre la vulnerabilidad de estas personas a una deportación.

Las inspecciones se realizaron en un total de 17 estados, incluyendo California, Colorado, Florida, Nueva York, Texas, y en el Distrito de Columbia.

Homan, una de las figuras más duras en la aplicación de las leyes antiinmigrantes en el gobierno de Trump, hace meses aseguró que una de las prioridades de la actual administración sería la aplicación de mano dura contra las empresas que perjudiquen a la clase trabajadora estadounidense dando trabajo a inmigrantes indocumentados.

ICE dijo que sus agentes se presentaron en 98 tiendas y realizaron 21 arrestos, describiendo la operación como una advertencia a otras compañías que pueden tener trabajadores no autorizados en su nómina. "La agencia continuará con sus esfuerzos por proteger trabajos a los trabajadores estadounidenses de la competencia injusta generada por empleadores que explotan a obreros inmigrantes", señaló el director Thomas Homan en un comunicado.

"Como parte del acuerdo de franquicia de 7-Eleven, 7-Eleven exige que todos los propietarios de negocios de franquicias cumplan con todas las leyes laborales federales, estatales y locales", continúa el comunicado.

ICE lleva a cabo redada masiva en cadena de tiendas
ICE lleva a cabo redada masiva en cadena de tiendas

Esta es la mayor operación de cumplimiento en el lugar de trabajo contra un empleador bajo el presidente Trump, dijo el ICE.

Las auditorías pudieran llevar a cargos criminales o multas por las prácticas de contrataciones de las tiendas.

Autoridades que participaron en esta acción la describieron como el operativo más grande en su tipo dirigido a un empleador, esto bajo la presidencia de Donald Trump.

El ICE describió su acción de este miércoles como un "seguimiento" a las acciones que tomó contra las franquicias 7-Eleven en 2013. Los acusaron de "conspirar para cometer fraude electrónico, robar identidades y ocultar y albergar a inmigrantes ilegales empleados en sus tiendas", según la agencia.

Todos menos uno, que era fugitivo hasta noviembre de 2017, se declararon culpables y se vieron obligados a pagar más de 2.6 millones de dólares en salarios atrasados.