Tía exige castigo para madre de "calcetitas rojas"

Viernes, 12 Ene, 2018

De acuerdo con los avances en la investigación, los agresores mantuvieron el cuerpo sin vida de la menor un día, pero el 18 decidieron abandonar el cuerpo en un terreno baldío.

Ambos ya fueron detenidos y enfrentan un proceso por el asesinato de la niña.

Una vez ubicados los presuntos asesinos, Marina y Luz Marina Medina, tías de la pequeña, a quien conocían como Lupita, se presentaron a los medios de comunicación para exigir justicia y pedir que se les permita tener acceso a la investigación a través de sus representantes legales.

Las mujeres contaron que la pequeña nació con la ayuda de una partera el 16 de enero de 2013, pero no fue registrada. Su madre y el padrastro, añadieron, se dedicaban a robar y eran adictos a enervantes. Ayer, dos tías de la menor ofrecieron una conferencia de prensa, donde dieron a conocer más detalles sobre la nena.

La defensora legal, Frida Guerrera, dio seguimiento al caso de la pequeña quien se encontraba en calidad de desconocida. Un día después la institución mexiquense filtró las imágenes de la niña, pese al acuerdo para que no divulgara la información.

"La madre de este sujeto fue al DIF para hacer saber lo que estaba pasando con la niña, que la habían golpeado muy fuerte el 17 de marzo y pues el DIF no fue y el 18 de marzo la niña fue encontrada, semidesnuda, con calcetas rojas, una sudadera verde y una cobija de ositos", declaró la activista, según el reporte de El Universal.

La activista reprochó que de parte de las autoridades no hubo intentos por tratar de identificar a la víctima, y recordó que el 26 de abril, ante el ofrecimiento de apoyar en la búsqueda de los familiares, la fiscal de homicidios Irma Millán le dijo: "Yo la sepulté, le hice su misa y no hice un video para que se supiera".

Su familiares detallaron que la madre de la menor no era cercana a ellas y que casi no veían a su sobrina.

Esta tarde, una de las tías de Lupita, la llamada "niña de las calcetitas rojas" señaló que no tiene ninguna clase de contacto con su hermana, "crecimos separadas, esa fue la razón por la que yo dejé de ver a Lupita cuando ella tenía 3 años", señaló Marina Medina.