Analizan petición de libertad de líder independentista

Sábado, 13 Ene, 2018

El otro gran aspirante, el ex "president" Carles Puigdemont, se encuentra aún en Bruselas y será detenido si vuelve a España.

Él y Junqueras son investigados por supuestos delitos de rebelión, sedición y malversación debido al proceso independentista ilegal de Cataluña, al igual que el expresidente regional, Carles Puidemont, aunque este permanece en Bélgica huido de la Justicia española. El Tribunal Supremo ha rechazado este viernes el recurso del exvicepresident contra la decisión del juez Pablo Llarena de mantenerle encarcelado.

El Supremo acusa a Junqueras de alzarse contra el Estado español, "un hecho ilegítimo, gravísimo en un Estado democrático de Derecho". En el se destaca que pretender la declaración de independencia fuera de cualquier vía de Derecho y anunciando la firme voluntad de incumplir las decisiones del Tribunal Constitucional, incitando, junto al resto de partícipes en el plan, a sus partidarios a movilizarse en la calle y forzar al Estado a aceptar la independencia, suponía asumir y "aceptar previsibles y altamente probables episodios de violencia para conseguir la finalidad propuesta".

El abogado de Junqueras, Andreu Van den Eynde, aseguró en una nota enviada a los medios que se trata de una "resolución muy dura" en la que "se declara culpable a alguien en un procedimiento que no ha comenzado". En este sentido, los magistrados han querido aclarar en su auto que la causa contra el procés en el Supremo no se ha abierto para perseguir la disidencia política ni la defensa de una opción independentista, por lo que "no puede hablarse de presos políticos".

Pero el tribunal descartó que estuvieran encarcelados por motivos políticos.

El presidente del Gobierno confiaba en que las elecciones autonómicas convocadas por él desactivaran el movimiento independentista, pero la victoria soberanista el 21 de diciembre amenaza con prolongar la peor crisis institucional del país en las últimas décadas.