Donald Trump quiere diálogo con Corea del Norte

Sábado, 13 Ene, 2018

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo estar abierto a que se realicen conversaciones directas entre Estados Unidos y Corea del Norte, durante una conversación telefónica con su homólogo surcoreano, informó este miércoles la Casa Blanca.

"Los dos líderes subrayaron la importancia de continuar la campaña de máxima presión sobre Corea del Norte", dijo el comunicado.

Moon, que fue elegido en mayo con un mensaje a favor del diálogo con el Norte, dijo estar dispuesto a celebrar una cumbre con Pyongyang "en cualquier momento", pero "bajo las condiciones apropiadas", para resolver uno de los asuntos más espinosos del mundo.

Corea del Sur dijo que Trump también dijo en una conversación telefónica con el presidente Moon Jae-in que no habrá acciones militares mientras dure el diálogo entre los países y que un artículo del Wall Street Journal respecto a que está contemplando un ataque contra la nación de Gobierno comunista "es totalmente incorrecto".

En una conversación con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el miércoles (hora de Seúl), el presidente surcoreano insistió en que la reanudación del diálogo intercoreano podría llevar a la reanudación de diálogos para la desnuclearización con el solitario Norte.

Trump, en su conferencia de prensa, habló del valor de la cooperación multilateral para presionar a Corea del Norte hacia la desnuclearización.

Coreas hablarán la próxima semana sobre JO de Invierno
Pyongyang propone un encuentro con Seúl para tratar visita de banda musical

Los Juegos Olímpicos de Invierno tendrán lugar del 9 al 25 de febrero en la localidad de Pyeongchang, en Corea del Sur, en un momento de elevadas tensiones en la península coreana tras la serie de ensayos militares del régimen norcoreano.

El primer ministro surcoreano Lee Nak-Yon dijo esperar que el Norte envíe "una delegación de 400 a 500 personas" durante los Juegos Olímpicos.

Corea del Sur, dijo Moon, quiere continuar la desnuclearización sin arriesgarse a una guerra devastadora con Corea del Norte que pondría en riesgo a millones de coreanos en ambos lados de la frontera. El conflicto bélico entre 1950 y 1953 concluyó con un alto el fuego, pero nunca se firmó un tratado de paz.

Moon subrayó que eliminar las armas nucleares de la península sigue siendo una meta irrenunciable de su Gobierno. Fue jefe de despacho del entonces presidente Roh Moo-hyun, que se reunió con el padre de Kim en 2007.

"No tenemos diferencia alguna de opinión con Estados Unidos", aseguró Moon, tras recordar que las sanciones tienen como objetivo presionar a los norcoreanos a negociar.