La Policía desalojó a casi 500 manteros — Tensión en Liniers

Sábado, 13 Ene, 2018

El Gobierno porteño informó que la Fiscalía de la Ciudad y la Policía de la Ciudad realizaban "un operativo de dimensiones sin precedente" en el barrio de Liniers, con el objetivo de desalojar de la vía pública.

Con carteles como "No somos mafia" y "Queremos trabajar", los manteros reclamaron que les permitan llevar adelante su actividad, que es cuestionada principalmente por vecinos y comerciantes de la zona.

Personal del Espacio Publico desmontaron las estructuras.

La Justicia tiene relevado 475 puestos, 239 de ellos comida y 236 de diversos rubros, consignó el diario La Nación.

Los manteros y puesteros denunciaron la destrucción de sus puestos de trabajo. Entre las comunidades predominantes se cuentan la senegalesa (44%), la boliviana (39%), la peruana (9%), la argentino (5%) y la paraguaya (1%). Estos locales, tenían contratos apócrifosde la empresa estatal Playas Ferroviarias de Buenos Aires que usurpaba el espacio público, cercano a la estación de tren de Liniers.

Debido al importante operativo con gran presencia de efectivos policiales, la mayoría de las líneas de colectivos que pasan por la zona tuvieron que desviar sus recorridos, explicaron los informantes. El procedimiento fue ordenado por el Fiscal General Adjunto, a cargo de la Fiscalía General, Luis Cevasco. "La fiscal ordenó a la División Contravenciones y Faltas de la Policía de la Ciudad la clausura de más de un centenar de puestos que conformaban verdaderas "saladitas" en el perímetro y los alrededores de la estación Liniers, del Ferrocarril Sarmiento" señala el texto presentado.

Hasta ahora se desmontaron 450 puestos, se secuestró mercadería ilegal. "Hay mercadería indumentaria de contrabando, y tenemos venta de comida".

"La fiscal Ramírez realizó un acuerdo homologado por el juez Pablo Casas, titular del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas Nº 10, que permitió recuperar 800 metros de veredas que se encontraban usurpadas por locales que comercializaban mercadería de dudosa procedencia".