Más de 200 detenidos en Túnez y decenas heridos tras disturbios

Sábado, 13 Ene, 2018

Al inicio de la segunda semana de enero, las protestas que se sostuvieron durante un año, comenzaron a tomar mayor intensidad, al igual que la represión policial. "Estamos en coordinación con la Policía", explicó la fuente".

Vista general de los daños ocasionados a una estación de policía durante los disturbios.

Las protestas contra las políticas de austeridad que ha obligado a imponer el Fondo Monetario Internacional (FMI) entraron en una nueva dimensión la noche local del lunes después de que un hombre de 55 años muriera en un supuesto incidente con las fuerzas de seguridad en la ciudad de Tebourna, a 40 kilómetros de la capital.

Al difundirse la noticia, grupos de jóvenes salieron a la calles de todo el país, mientras grupos organizados perpetraban actos vandálicos como el saqueo de una tienda de una conocida cadena de supermercados francesa en la localidad de Ben Arous, en el Gran Túnez. Un importante hombre de negocios confirmó a Efe que han recibido un aviso de parte de las autoridades en el que les sugieren que adelanten dos horas el horario de cierre comercial, que normalmente es hace a las 21.00 hora local.

El aumento de los altercados desató un cruce de acusaciones entre la oposición de izquierdas y los partidos de la coalición de gobierno -Nidaá Tunis y Ennahda-, que acusan a los progresistas de incitar a la violencia.

Policías arrestan a un joven que participó en las protestas.

Unos 50 policías resultaron heridos y 237 personas fueron arrestadas, incluidos dos islamistas, reportó el portavoz del Ministerio del Interior, Khelifa Chibani.

Otros enfrentamientos se produjeron en ciudades del sur del país, como Gafsa, capital minera, Kasserine, fronteriza con Argelia y feudo yihadista, y Sidi Bou Sid, origen de la revolución que en 2011 acabó con la dictadura de Zinedin el Abedin Ben Alí.

Empezaron con una pequeña protesta el domingo, pero desde entonces -solo días antes del séptimo aniversario del movimiento que agitó el norte de África y Oriente Próximo en 2011, la Primavera Árabe- las manifestaciones se han extendido por todo el país.

El primer ministro, Yusef Chaheed, insistió ayer en acusar al Frente Popular, sin nombrarlo, aseguró que los manifestantes no son ciudadanos sino vándalos que tratan de aprovecharse de la situación y anunció una investigación.