El triunfo del cineasta mexicano Guillermo del Toro

Domingo, 14 Ene, 2018

El cineasta mexicano Guillermo del Toro obtuvo el galardón a mejor director por su película 'The Shape of Water' ('La forma del agua'), durante la 75.ª ceremonia de los premios Globo de Oro, la cinta es protagonizada por Doug Jones y Sally Hawkins ganadora de un Oscar en 2013 por su papel en la película 'Blue Jasmine' y fue escrita por el propio del Toro y Vanessa Taylor.

Guillermo del Toro es honesto al reconocer que su película, La sombra del agua, está basada en la película El monstruo de la laguna negra. Y se espera que sea nominado en varias categorías para la 90 entrega del Oscar, incluyendo la de Mejor Director.

La historia trata sobre Elisa Esposito (Sally Hawkins), una muchacha muda que trabaja haciendo la limpieza en una base militar secreta norteamericana en la década a principios de la década de los 60, en la cima de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

Guillermo del Toro es uno de los directores que más sorprende por las herramientas visuales que utiliza para contar sus historias.

Ese argumento, palabras más, palabras menos, nos hace pensar en el tradicional cuento francés de "La bella y la bestia" (La Belle et la Bête), al consolidar esa relación entre La criatura y Elisa.

Al mismo tiempo, la película también es una carta de amor de su director al cine.

Ternura, inocencia, romance, comedia, música, un poco de terror y suspenso, es lo que tiene la galardonada cinta "La forma del agua", que es creación del cineasta mexicano Guillermo del Toro, y donde como ya es tradición vuelve a usar su poderosas imaginación para tener como personaje principal a una monstruosa creatura, indefensa, quien será victima de actos políticos dentro de la época de la Guerra fría.

Y en ese sentido, más allá de todas estas obsesiones y homenajes, La forma del agua cumple también perfectamente como una película de ciencia ficción y aventura, géneros que el también director de Hellboy y Pacific Rim maneja con perfecta habilidad. Incluye la complicidad de su colega Zelda (Octavia Spencer) y como antagonista del cuento a Strickland (Michael Shannon, desatado), quien nunca ve a un ser sino a un objeto.

Siéndole franco, estimado lector, tengo que reconocer que mi gusto por el cine de Del Toro se ha venido desarrollando en estos últimos años, ya que no podría decir que desde siempre he sido un ferviente admirador de su trabajo.