Los escalofriantes detalles que entregó Nahir Galarza del asesinato de su novio

Domingo, 14 Ene, 2018

Cuando salimos de la casa, la que le disparó fui yo. Lo hice con el arma de mi papá que estaba arriba de la heladera, donde la pone siempre.

En su declaración, también dijo que, una vez que mató a su ex, se volvió a su casa a acostarse. Dejé el arma en su lugar”.

El asesinato de Fernando Pastorizzo de 20 años, a manos de su ex pareja Nahir Galarza de 19, ha cobrado un giro inesperado con las nuevas declaraciones de la asesina que siguen conmocionando a Argentina. "Estuvimos un par de años juntos, pero nos peleamos, nos dejábamos unos días, y así, cada uno hacía lo suyo y habíamos quedado que no nos íbamos a ver y hablar más" explicó la joven. Además adelantó que en los primeros días de febrero a Nahir se le harán pericias psiquiátricas.

Nahir Galarza seguirá detenida en la Comisaría de la Mujer de Gualeguaychú, más allá de que había trascendido la posibilidad de que fuera trasladada a una granja. Hicieron unas cuadras y Fernando recibió dos disparos.

El crimen se produjo cerca de las 5 del 29 de diciembre, cuando Pastorizzo fue encontrado en agonía tirado en la calle, con un tiro en la espalda y otro en el pecho. Agonizó unos minutos y murió solo, en el piso, porque la joven ya se había retirado del lugar, según su propio relato. "Yo le disparé", declaró Nahir ante el fiscal Rondoni Caffa.

Para tratar de confirmar que todo lo que decía era real, que ella sabía accionar una pistola y despejar la posibilidad de que pudiera encubrir a otra persona, Galarza contó cómo cargó la 9mm de su padre: "se saca primero el seguro y luego se agarra arriba, se tira para atrás y se suelta, y con eso está lista el arma". “Con lo que no siendo para más, se da por terminado el acto, labrándose la presente, que previa lectura en alta voz y ratificación, es firmada por el Fiscal compareciente y su abogado Defensor, prestando conformidad de todo cuanto se ha dicho y que se notifican de todo lo aquí dispuesto”, cierra el escrito.

Los investigadores accedieron a los registros telefónicos de Nahir. Ante la consulta del fiscal, la imputada respondió que lo llamó porque quiso.