Primer día de ofensiva turca en Siria deja seis muertos

Martes, 23 Ene, 2018

Tras una ofensiva aérea, en la que según el Estado Mayor de Turquía participaron 72 aviones y fueron destruidos en total 153 blancos, el Gobierno turco anunció este domingo el inicio de una operación terrestre en la zona.

"Recibimos con preocupación la información (sobre la operación turca en Afrin) y seguimos con atención el desarrollo de la situación", dice la nota oficial.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, afirmó al mediodía que hasta ahora las tropas turcas no han sufrido ninguna baja.

El ministro de Defensa turco, Nurettin Canikli aseveró el viernes, en una entrevista que en Afrín ya había comenzado una operación "de facto" con bombardeos transfronterizos, en la cual las Fuerzas Armadas de Turquía habían realizado al menos diez bombardeos en Afrín, esto como represalias contra los disparos efectuados hacia su territorio desde un enclave controlado por los kurdos al otro lado de la frontera con Siria.

Turquía lleva días bombardeando posiciones kurdas desde su territorio pero el domingo fue más allá con una ofensiva terrestre de sus tropas para avanzar en la región de Afrin.

El líder turco indicó que la ofensiva militar está dirigida contra los militantes de las Unidades de Protección Popular del grupo Pueblo Kurdo de Siria (PYD/YPG), una rama siria del separatista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ocupan Afrin desde 2012.

Afrin "será seguida por Manbij", dijo Erdogan en referencia a otra localidad siria dominada también por las YPG, más al este. El YPG también conforma la columna vertebral de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF por sus iniciales en inglés), el principal aliado de Estados Unidos en contra del grupo Estado Islámico en Siria.

En el conflicto sirio, que ha dejado más de 320.000 muertosdesde 2011, los kurdos sirios (mucho tiempo marginados) instalaron en 2012 un administración autónoma en Afrín.

El presidente sirio subrayó, además, que "la victoria contra el terrorismo en Siria e Irak, y la determinación de Irán en el asunto nuclear, han frustrado el plan diseñado para la región con el fin de fragmentar sus Estados, controlar su soberanía y controlar sus decisiones independientes".

Ayer la Cancillería rusa se mostró "preocupada por las noticias" de la invasión turca y llamó "a todas las partes a mostrar cautela", un comunicado moderado que no repudió ni rechazó la ofensiva de Erdogan.