ONU-DH condena asesinato de la periodista Pamela Montenegro en Acapulco, Guerrero

Domingo, 11 Feb, 2018

La periodista Leslie Ann alimentaba un programa satírica en un canal de video digital que analizaba de forma satírica temas sociales y políticos por medio de su canal de video digital, fue asaltada el pasado 5 de febrero por sujetos armados que irrumpieron en su restaurante, en la zona turística de Acapulco.

Pamika Montenegro participaba en un canal de YouTube Sillón Tv desde hace cuatro años, pero desde hace dos comenzó a caracterizar el personaje de La Nana Pelucas, con el cual hacía entrevistas a políticos y crítica satírica, sobre todo al desempeño del gobierno municipal del PRD en Acapulco. Información hecha pública refiere que la Sra.

Montenegro habría sido amenazada por medio de mensajes públicos atribuidos a grupos delictivos en diciembre de 2016. Sin embargo, no contaba con ningún esquema de protección, ya sea a escala estatal o federal.

Tras su visita concluyeron que las autoridades de Guerrero "deberían adoptar una serie de medidas para prevenir la repetición de agresiones contra periodistas, restaurar la confianza con el gremio periodístico y los medios en dichos estados y consultar a la sociedad civil". Montenegro, al menos 2 periodistas han sido asesinados durante 2018 en México, mientras Agustín Silva lleva 19 días desaparecido.

La fiscalía relacionó el homicidio de la bloguera con su labor informativa y la atribuyó a una célula de la delincuencia organizada presuntamente vinculada a un funcionario municipal, detalló la ONU-DH. Montenegro y la posible implicación de funcionarios públicos como ha señalado la propia Fiscalía.

De acuerdo con el comunicado, en diciembre de 2017 los Relatores Especiales sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) visitaron el estado de Guerrero, donde se encontraron con periodistas, autoridades y representantes de la sociedad civil.

Expresó otra vez su desconfianza al asegurar que no solicitará seguridad para él y su familia, debido a la naturaleza de las imputaciones del fiscal Xavier Olea:”nunca tuvimos contacto con el crimen organizado y que al fiscal se le haga tan fácil decir lo contrario, eso es lo que me da miedo”.