Nueva York demanda a Weinstein Co. ya Harvey Weinstein por acoso sexual

Lunes, 12 Feb, 2018

(Leer Harvey Weinstein se disculpa por su comportamiento y fiscalía investiga los ataques sexuales).

El fiscal general del estado de Nueva York, Eric Schneiderman, anunció el domingo que presentó una demanda judicial contra el exproductor de Hollywood Harvey Weinstein y su empresa por fracasar a la hora de proteger a sus empleados de acoso y agresiones sexuales.

"La demanda del fiscal general asegura que ejecutivos de la compañía y del directorio fracasaron repetidamente en proteger a empleados del continuo acoso sexual, la intimidación y la discriminación del entonces presidente Harvey Weinstein", señaló la fiscalía en un comunicado.

El poderoso productor fue acusado de acoso y asalto sexual por primera vez en dos reportajes a principios del pasado mes de octubre del 2017, tras los que decenas de mujeres se sumaron con nuevos testimonios contra él.

Los fiscales afirman que la demanda fue presentada este domingo ante la corte suprema del condado de Nueva York por temor a que una inminente venta de la compañía, al borde de la quiebra, deje a las víctimas sin indemnización y a sus responsables sin castigo.

"Cualquier venta de TWC debe asegurar que las víctimas serán compensadas, los empleados podrán avanzar estando protegidos y ni los autores ni los cómplices se enriquecerán injustamente", sentenció.

La demanda precisa que Weinstein amenazaba a sus empleados con frases como "te mataré", "mataré a tu familia" o "tú no sabes de lo que soy capaz".

El primer grupo se encargaba de acompañarle a Harvey Weinstein a eventos y de "facilitarle conquistas sexuales", el segundo planificaba su actividad sexual frecuente y el tercero debía encontrarse con candidatas potenciales o garantizar que se cumplieran las promesas de Weinstein sobre oportunidades de empleo a las que ya le hicieron un favor sexual.

Según la fiscalía, el silencio se debe a que muchas empleadas firmaron acuerdos con la empresa que les impiden hablar, una práctica bajo escrutinio tras la avalancha de denuncias de abusos sexuales desatada por el escándalo Weinstein.

Además, algunas de las empleadas de la empresa eran forzadas a colaborar con Harvey Weinstein en sus aspiraciones sexuales, a pesar de que sus obligaciones eran estrictamente relacionadas a la producción de películas y series de televisión.

En Nueva York y Los Ángeles, los chóferes que trabajaban para el productor incluso habrían recibido instrucciones de "tener siempre disponibles en el automóvil preservativos e inyecciones para la disfunción eréctil, con el fin de proporcionárselos a HW cuando fuera necesario".