Rodríguez Larreta y su ministra Acuña lanzan un "protocolo" antitomas de colegios

Jueves, 15 Feb, 2018

Desde este año, el protocolo establece que en el caso de una toma, los directores deberán citar a los padres de los estudiantes para que retiren a sus hijos del colegio.

Las "Pautas de Acción para la Convivencia Escolar" responden -según informó el ministerio de Educación porteño en un comunicado- a las "inquietudes de las autoridades de las escuelas" que pidieron "contar con pautas que le permitan cumplir con sus deberes, como así también velar por la seguridad de los niños, niñas y adolescentes, resguardando su responsabilidad una vez cumplidas las mismas".

Advirtieron que "muchas veces las tomas de las escuelas son votadas por una minoría de alumnos, ha habido casos de una escuela de 600 alumnos que votaron 15 nada más, entonces, empieza a vulnerarse el derecho de acceso a la educación libre y gratuita".

Los rectores de cada institución deberán dar intervención al Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y al SAME.

En época de negociaciones entre los gremios docentes y el Gobierno, que comienza sus primeros capítulos en la Provincia, crecen las posibilidades de que los alumnos adopten sus propias medidas de protesta: la toma de escuelas. Si los padres apoyan la ocupación del colegio serán ellos quienes se responsabilicen de los posibles daños del lugar.

Citar de manera inmediata a quienes ejerzan la responsabilidad parental para que retiren a sus hijos del establecimiento habida cuenta de la imposibilidad de prestar el servicio educativo.

- Relato de los hechos y motivos por los que se tomó el colegio.

El material deberá ser enviado por las autoridades del establecimiento al Ministerio para acompañar las "iniciar acciones judiciales" que se inicien. En caso de ser posible, las fotografías deben ser certificadas por escribano público o con la presencia de dos testigos.

"Es importante aclarar que se le hará saber a los padres o quien ejerza la responsabilidad parental que no retiren a los alumnos del establecimiento educativo, que serán responsables de los daños o circunstancias ocurridas durante el tiempo que dure la toma", dice la información oficial.

Por otro lado, en el caso de una ocupación del establecimiento los rectores o directores deberán permanecer en las instalaciones hasta que las acciones determinadas por el protocolo finalicen.

- Identificar los daños en el patrimonio que podrían haberse ocasionado por la toma del establecimiento, el que además deberá ser documentado fotográficamente.

Finalizada la toma del establecimiento escolar los Directores deberán labrar un acta, la que será elevada jerárquicamente a la máxima autoridad de la cartera, consignando el estado detallado del patrimonio escolar al momento de cesar la toma del establecimiento educativo, el que además deberá ser documentado fotográficamente.

Asimismo, desde el Ministerio de Educación, se elevará el referido expediente administrativo para intervención de las áreas de la Procuración General.