Exdirectivo de los Dallas Mavericks, acusado de acoso sexual

Jueves, 22 Feb, 2018

"Era una casa de animales", "zoo", "no me sentía segura yendo a trabajar" y "cultura corporativa plagada de misoginia y comportamiento sexual vejatorio", son algunas de las descripciones del ambiente laboral que se vivía en los Mavericks que recoge el extenso reportaje de Sports Illustrated.

Tras abandonar de forma voluntaria a los Mavericks durante el receso del verano del 2015, Ussery se integró en la compañía de rompa y calzado deportivo estadounidense Under Armour. Estaba disgustado cuando leí el artículo, obviamente, como todos lo estaban.

El dueño de los Mavericks de Dallas, Mark Cuban, recibió otra mala noticia al conocer que la NBA le impuso una multa de 600.000 dólares por admitir a través de las redes sociales que su equipo se dejaba ganar para tener la mejor selección en el próximo sorteo universitario. Tras conocer la multa impuesta por la NBA, Cuban dijo que se limitó a tratar de mostrarle a Erving cómo cree que debe ser un dueño transparente.

Carlisle alabó el inicio de la investigación independiente que ya ha solicitado Cuban sobre el asunto para que se llegue hasta el final de todas las acusaciones.

Mientras que Anne Milgram, otra exfiscal general de Nueva Jersey cuya labor se centra en el crimen organizado y las investigaciones del gobierno, será la que dirija todo el trabajo de la consulta que han solicitado los Mavericks. Además, agrega que el empleado en cuestión dejó al equipo hace tres años y que la organización no tenía conocimiento de los incidentes hasta hace unos cuantos días.

En cuanto al hombre acusado de violencia doméstica afirmaron que este empleado "no fue sincero" sobre estos hechos en la entrevista previa a su contratación, y por tanto fue despedido, ya que los Mavericks de Dallas no tolerarán dichas situaciones.

Incluso, argumentó que durante su permanencia en el equipo se mostró "en múltiples ocasiones" favorable a denunciar este tipo de situaciones cometidas por otros empleados, pero que era la organización quien "se negaba" a abordar estas preocupaciones.

De acuerdo con la información revelada, varias mujeres denunciaron abusos y acosos sexuales durante casi dos décadas y señalaron como principal responsable a Terdema Ussery, exCEO de la franquicia. "Ayer notificamos a la oficina de la liga y de inmediato contratamos un abogado externo para llevar a cabo una investigación independiente".