Consideran contradictorio que oposición venezolana no quiera observadores electorales de ONU

Martes, 13 Mar, 2018

A pesar de las reiteradas peticiones de Maduro y, en menor medida de Falcón, para que Guterres conforme esta misión de observación electoral, el portavoz del secretario general, Stéphane Dujarric, dijo la semana pasada que esto no es tan sencillo.

"En primer término, que se establezca un trabajo conjunto entre la Organización de las Naciones Unidas y el Frente Amplio Venezuela Libre con el fin de conciliar soluciones para atender la grave situación social, económica y política que vivimos en nuestro país", señala el texto firmado por el bloque opositor y dirigido al secretario General de la ONU, António Guterres.

Sin embargo, Maduro indicó que "los reglamentos de Naciones Unidas" facultan a Guterres "para designar comisiones de observación electoral a cualquier proceso sin necesidad de pasar por ningún paso burocrático, Asamblea General, Consejo de Seguridad".

Cuestionó que algunos sectores de la oposición pidan más garantías electorales, y por otra parte conspiren para evitar la presencia de la ONU en el sufragio presidencial, de consejos legislativos estaduales y municipales.

Sergio Sánchez, vocero del Frente Amplio, leyó el documento frente a la sede del PNUD, en el que también se habla sobre las elecciones presidenciales convocadas para el 20 de mayo.

También, la Derecha, representada en la Asamblea Nacional, y declarada en rebeldía por la Justicia venezolana, emitió una carta en la que expresa su "preocupación" a la ONU ante la posibilidad de que el organismo envíe una misión electoral para estos comicios.

Durante la clausura este miércoles del evento de solidaridad Todos Somos Venezuela, celebrado en el teatro Teresa Carreño, de Caracas, el mandatario exigió en nombre de los venezolanos que el organismo multilateral se incorpore a las acciones fiscalizadoras y de acompañamiento del proceso comicial.

De igual manera se refirió a la supuesta "crisis humanitaria" que atraviesa la nación latinoamericana y pidió enviar una comisión para investigar presuntas violaciones a los derechos humanos.

En ese sentido, Maduro consideró que Al Hussein es "un militante de la derecha fascista venezolana; una pieza del Departamento de Estado (...) que apoya a los golpistas y la intervención militar".