Putin ordenó derribar avión secuestrado antes de conocer que era falsa alarma

Martes, 13 Mar, 2018

El presidente ruso Vladimir Putin ordenó derribar un avión turco con 110 personas aparentemente secuestrado por terroristas, que amenazaba la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno realizados en la ciudad de Sochi en 2014, aunque después resultó una falsa alarma.

En una entrevista con el periodista ruso Andrei Kondrashov, como parte de un documental que será exhibido este domingo a través de la red social rusa Odnoklassniki, Putin confirmó que se vio forzado a tomar la decisión de derribar el avión de pasajeros que ponía en riesgo el evento deportivo.

"Me informaron de que un avión que volaba entre Ucrania y Estambul había sido secuestrado y que los captores demandaban aterrizar en Sochi", dijo Putin en el documental divulgado a una semana de las elecciones presidenciales.

En esta tesitura, el presidente ruso preguntó qué estipulaba el protocolo de emergencia para casos de este tipo a sus agentes de seguridad, que le dijeron que lo indicado era derribar el avión. 'Les dije: procedan con el plan', agregó el mandatario ruso.

Orden de abatir. Entonces, justo antes de llegar al estadio, a bordo de un autobús junto a varios miembros del COI para la apertura de los Juegos, Putin ordenó a los militares que "actuaran de acuerdo al plan", es decir, que abatieran el aparato.

Putin declaró que pasados unos cinco o siete minutos de la primera llamada, volvió a recibir una llamada del Estado Mayor, confirmando que la llamada de alerta había sido efectuada por un individuo borracho y que el avión se dirigía a Turquía.

El jefe del Servicio Federal de Seguridad (FSB), Alexander Bortnikov, que también aparece en el documental, destacó que "el presidente asumió toda la responsabilidad" y que no se la atribuyó "a nadie más".