Un problema político hizo que los relojes de Europa se atrasen

Martes, 13 Mar, 2018

Una disputa política entre Serbia y Kosovo, en el Este de Europa, ha provocado una disrupción en el suministro eléctrico que se ha extendido por todo el continente, desde Polonia a Portugal, y desde Grecia a Alemania, y ha tenido una consecuencia inusitada: los relojes se han atrasado seis minutos. Los relojes están controlados por la frecuencia del sistema eléctrico, y no por un cristal de cuarzo (como muchos relojes de muñeca). Y la razón del desaguisado hay que buscarla en los Balcanes.

Los relojes de los aparatos eléctricos que no se han modificado desde mediados de enero muestran actualmente un retraso de unos seis minutos, apunta la ENTSO-E. Esta insuficiente alimentación, inusualmente larga, causa retrasos en los relojes de los aparatos conectados a la red eléctrica, ya sean despertadores, hornos microondas o micro cadenas.

Kadri Kadriu, subgerente de KOST, el operador de la red de Kosovo, reconoció que electricidad de otras partes estaba siendo desviada a la comunidad serbia en el norte, pero dijo que los consumidores allí no habían pagado su electricidad, provocándole una carga financiera considerable a la empresa. "No existen riesgos en términos de seguridad del suministro, pero la calidad de la frecuencia sufre por este problema de alimentación". El último capítulo de la Guerra de los BalcanesSegún fuentes citadas por AFP, el litigo se centraría en la alimentación eléctrica de uno de los enclaves serbios de Kosovo, territorio cuya independencia no reconoce Serbia desde 2008 y cuyo acceso a la red pasa por Belgrado.

Desde la BBC detallaron que el problema en la fluctuación de energía comenzó cuando una planta de energía en Kosovo, una antigua provincia de Serbia, entró en reparaciones a inicios de año y que utilizó- dado los conflictos bélicos- mayor energía, generando el desfasaje.

La red eléctrica europea funciona a una frecuencia de 50 hercios (Hz), lo que significa que la tensión en la red eléctrica cambia 50 veces por segundo. El organismo confirmó que estos problemas han llevado a que los relojes atrasaran hasta cinco minutos desde entonces. El problema, en cualquier caso, podría solucionarse pronto.

Al ser responsable de la zona de Kosovo, EMS afirmó que desplegó todos los esfuerzos para poner fin a esta situación, precisando que el operador kosovar empezó a respetar de nuevo las reglas del juego desde el 3 de marzo.