Xi promete una nueva fase de apertura de China

Viernes, 13 Abr, 2018

Pero otros advierten que, aunque Brasil podría ganar en algunos sectores, la reorganización del sistema multilateral de comercio del presidente Trump podría ser perjudicial para América Latina a largo plazo.

En la parte comercial, a pesar de las promesas de repatriar fábricas y adoptar medidas proteccionistas por parte del presidente Donald Trump, el déficit comercial de Estados Unidos creció en un 12.1% en 2017 y alcanzó la suma de 566.000 millones de dólares, de acuerdo con datos del Departamento de Comercio.

En concreto, en su denuncia entregada a los países miembros de la OMC este martes, China pide consultas con EU para resolver la disputa sobre los aranceles a las importaciones de acero y aluminio, pues entiende que la medida viola provisiones del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) de 1994 y del Acuerdo sobre Salvaguardias de la organización multilateral. "No, suena a comercio estúpido", escribió Trump en Twitter.

El discurso del presidente de China es, sin duda, un intento de frenar la creciente disputa comercial con Estados Unidos.

Un informe reciente sobre las prácticas chinas en materia de propiedad intelectual (PI), publicado por el representante comercial de los Estados Unidos, reveló que el régimen chino estuvo dirigiendo estratégicamente tanto a las empresas estatales como a las privadas para que adquieran innovaciones tecnológicas extranjeras a través de inversiones extranjeras, con la intención de ganar dominio en los mercados mundiales.

Trump dijo que cuando un vehículo fabricado en China se envía a Estados Unidos el arancel es solo de 2.5 por ciento mientras que los automóviles estadounidenses exportados a China reciben un impuesto de 25 por ciento.

A pesar de las acusaciones de que Trump estaba iniciando una guerra comercial, lo cierto es que ha conseguido que China diga que bajará sus aranceles.

El informe del XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh) del año pasado y el informe de la labor del gobierno de este año fijaron unas guías y planes para los futuros esfuerzos de apertura. "Mantendremos un ojo en el progreso de esas medidas de apertura". Asimismo, Beijing sostiene que los aranceles estadounidenses "exceden de los derechos fijados en la lista de concesiones y compromisos de EU" con la OMC y "no han eximido los productos de China" que se ven afectados por ese "exceso" en los aranceles.

Benoit Coeure, miembro del directorio del Banco Central Europeo, fue citado la semana pasada diciendo que los temores de una guerra comercial entre Estados Unidos y China están provocando un aumento en los costos de endeudamiento y un descenso en los precios de las acciones.

Por favor comparte este artículo en tus redes sociales, de esta manera ayudarás a La Gran Época a continuar ejerciendo un periodismo independiente.