Gobierno ecuatoriano confirma muerte de equipo periodístico secuestrado

Sábado, 14 Abr, 2018

Tan pronto el presidente Lenín Moreno de Ecuador confirmó el asesinato de los integrantes del equipo de prensa del diario El Comercio, los canales de televisión colocaron la imagen de un listón negro en sus transmisiones, mientras en la plaza grande, manifestantes reunidos desde tempranas horas, rompían en llanto.

"Nunca (los secuestradores) tuvieron la voluntad de entregarlos sanos y salvos", señaló el presidente ante más de un centenar de medios de comunicación nacionales e internacionales.

"Lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas", indicó el presidente. "En caso contrario, actuaremos con toda la contundencia, sin contemplaciones, para sancionar a estos violadores de derechos humanos", expresó.

El mandatario colombiano se reunirá este viernes en la capital peruana con la ministra ecuatoriana de Relaciones Exteriores, María Fernanda Espinosa y podría acortar su viaje a Lima dados los acontecimientos.

Se cree que fueron secuestrados el 26 de marzo por disidentes de las disueltas FARC.

Sin embargo, el gobierno aludido y el de la vecina Colombia respondieron con operaciones militares en la zona, y según el FOS, este fue el motivo de las muertes de los secuestrados.

El Ejecutivo había ofrecido una recompensa de 100.000 dólares por información que condujese a la captura "Guacho", líder del grupo que habría tomado cautivos a los comunicadores. Además, se contactó con organizaciones internacionales de apoyo y de la iglesia Católica, esta última para que actúe como mediador.

Según un primer análisis de las fotografías por parte de autoridades de investigación de Ecuador y Colombia, existían "altísimas probabilidades" de que pertenecieran a los secuestrados.

Reconoció esfuerzos conjuntos de Ecuador y Colombia para construir clima de paz y armonía en frontera A través de su cuenta de Twitter, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México manifestó que el gobierno de ese país condena enérgicamente los actos de violencia ocurridos recientemente en Ecuador, tras el asesinato del grupo periodístico de El Comercio, quien fue secuestrado el pasado 26 de marzo en la parroquia de Mataje, frontera con Colombia.